Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
¿Pasar el Invierno?, Junio de 1968

REVISTA EXTRA - AÑO IV - Nº 35 - JUNIO 1968

¿PASAR EL INVIERNO CON JULIO?

Periodista: -¿Quiere decir que hay absoluto respaldo del Ejercito hacia el señor Presidente?

JULIO ALSOGARAY: (Enérgico). -Le vuelvo a repetir, que el Ejército está alineado con las otras dos fuerzas armadas, detrás de los objetivos de la Revolución Argentina. Ese es el camino que se trazó el ejército y no lo vamos a variar...(¿Y si el periodista, un poco sordo, o un exagerado amante de las respuestas concretas, hubiera insistido en saber si el Ejército le da su absoluto respaldo al presidente Onganía, que habría contestado el general Alsogaray? Pero el cronista no era ni sordo, ni exagerado...)

"¿Qué filósofos tiene a su lado el presidente Onganía?", nos preguntó hace unos días en Madrid, el ministro de Información y Turismo de España, don Manuel Fraga Irribarne, un cuarentón inteligente, hábil, dinámico, movilizador de su país cuando Franco decae físicamente. ¿Qué contestarle? La vaguedad.

Ahí, en esa pregunta, está la base motivacional de la zozobra que venimos viviendo los que deseamos La Revolución, y los que pensábamos, y pensamos aún, que Juan Carlos Onganía, reúne las condiciones innatas del Jefe-Líder. A cada acto, se debilita la fe. Pero a cada instante una transfusión intuitiva, la robustece. Queremos quedarnos con el Onganía que habla; no con el Onganía que decide y firma los decretos que entierran sus formulaciones. Las palabras que irritan a los liberales; los actos que los resucitan a la alegría. Diarios vitales, representativos de esa tendencia, como La Nación y La Prensa, se enojan con lo que dice Onganía, pero son felices con lo que hace. Y en esta contradicción vivimos...

¿Qué pasa? ¿Manda Onganía? ¿Alsogaray lo provoca? ¿Somos los genios del disimulo? Militares, diarios, sectores del país se quejan de lo que dijo Borda en el famoso discurso ante los corresponsales extranjeros. ¿No se dan cuenta que Borda no dice nada que Onganía no quiera o no respalde? ¿Entonces? ¿Para qué seguir en el desviacionismo hipócrita? Al general Alsogaray le preguntan si el comunitarismo, el corporativismo y otros istmos atentan contra la Revolución Argentina. Contesta que sí y que quienes usan estas expresiones tienen "motivos inconfesables". El primero que habla de COMUNITARISMO en la Argentina de estos días, es habitualmente el presidente Onganía. ¿Entonces? Los generales con mando de tropa se reúnen en Olivos de 10 de la noche hasta las 4 de la mañana, y sin embargo se acusa a los periodistas de inventar versiones y de producir rumores alarmantes. Horas después el general Lanusse visita al presidente. ¿Como mediador? ¿Como futuro comandante en jefe? Un día más tarde lo hace Alsogaray y técnicamente se niega a contestar si el ejército respalda o no a Onganía y prefiere omitir al presidente suplantándolo por la Revolución Argentina.

Nadie duda ya; las líneas estaban bien enfrentadas. Por un lado Onganía, que no termina de comprender que "MANDAR ES SER OBEDECIDO", como dijera José Millán de Astray en el Colegio Militar en 1934, y por otra parte, Julio Alsogaray tipifica serias resistencias a la modalidad presidencial, a sus colaboradores más inmediatos, alguna discrepancia ideológica de tono menor. En última instancia la política económica de Onganía, personificada en la conducción de Krieger Vasena, es totalmente concurrente al pensamiento que al respecto tienen los hermanos Alsogaray. ¿Dónde está el miedo entonces? ¿Dónde la divergencia? En las palabras... O en una mera institución de que algún día Onganía realmente resuelva hacer La Revolución, lejos de los caminos trillados y conocidos por los que va hasta ahora.

Mientras dura esta partida tablas, Krieger Vasena es el único Nº1 de la Argentina. Sigue con su política coherente; elige sus colaboradores sin interferencias, quita de su lado a los técnicos que son más técnicos que adictos -caso Solá- e inmutable lleva al país hacia la raíz económica en la que cree. Tiene prestigio exterior y logra incluso merecer que el presidente Onganía en una larga charla con un dirigente sindical, Liberato Fernández (de los marítimos) exprese: "A mí a veces me dicen que los obreros están conmigo pero no con el plan económico. Y yo le digo a Ud. que el que no está con el Plan Económico está contra Onganía...". Es decir, Onganía ha asumido, como nunca, un ideario económico que en principio le suscitaba dudas y resistencias. En cuanto al prestigio exterior, hay sectores que no comparten ese calificativo que con frecuencia se vierte sobre el Ministro Krieger, el más dúctil economista del liberalismo argentino; Hablan -se suele afirmar- del prestigio de Alsogaray y de Krieger en el exterior. Y vean; hace 6 meses que EE.UU. no nombra su embajador en la Argentina. Además nunca como ahora se ponen tantas restricciones a los productos argentinos en USA. Y la comunicación de esas trabas no llegan por medio del embajador Alsogaray; siempre se conocen por la embajada de EE.UU. aquí. En cuanto al prestigio de Krieger, fue a Inglaterra a buscar apoyo. A la semana de volver, NO NOS COMPRABAN MAS CARNE... ¿Para qué sirve el prestigio de ellos?

De cualquier modo se avecinan días graves. Días de definición total para salir de esta inseguridad funambulesca en la que hemos vuelto a vivir metidos durante todo mayo. Es evidente que los argentinos estamos adiestrados en una libertad exterminadora. Pero es que "desde arriba ayudan". Y ayudan más cuando más niegan los hechos evidentes del "mar de fondo". Aquí el encontronazo Onganía-Alsogaray existe. Por más que todos lo desmientan. Incluso los protagonistas. Si fuera un mero espejismo hepático se despedaza solo. Pero está flotando en el ambiente. Hace un tiempo, para citar un ejemplo, Onganía llama a Alvaro Alsogaray, que está en EE.UU., para despedirlo. Lo recibe, se limita a retarlo después de 14.000 Km. de vuelo y de un abismo de pensamientos. ¿Por qué? ¿Porque "no está en fuerza"? ¿Para qué llamarlo y debilitarse? A su vez, Julio Alsogaray escucha en Olivos, las otras noches, cómo el presidente sugiere a los Generales que si tienen dudas o expectativas políticas al comandante en jefe. ¿Por qué lo hace Onganía? ¿Porque se siente en fuerza? El score es: Onganía 1 Alsogaray 1; pero el presidente no puede empatar con nadie. Se deteriora.

Todo confunde. Y ocurre porque, al parecer, mientras el peronismo sea mayoría, supuestamente, no podemos vivir en una "democracia representativa parlamentaria"; pero tampoco sabemos vivir en Revolución. Somos híbridos. He ahí nuestro mal. Ni Congreso, ni Líder. ¿Qué entonces? ¡ESTO...!

Una generación aguantó, sin paciencia, el precio de la democracia. Tenemos el derecho de ser impacientes con el estado incoherente que se eligió para vivir los próximos 10 años. Ni Constitución ni Revolución. Sin una corte de expertos manejando el País, y con roces personales como en la mejor hora del paraíso político que supimos clausurar.

La sociedad argentina se impuso a sí mismo los límites del desorden en el que habitó. Calma en los gremios, hasta con dosis de buena voluntad; silencio en las universidades; apoyo empresTrebuchet, trebuchet ms, verdana, ariaL, comprensión y tacto periodístico, resignación máxima frente a algunas idioteces minúsculas del Poder Grande. Pero a cuenta de que HAGAN EL PAIS SOÑADO.

Cierta vez el generalísimo Franco tiraba la línea y no picaban los salmones. Se fue al otro lado del río a pescar; "¿No puede don Francisco?", le preguntó Baró Quesada, redactor del ABC de Madrid. Y Franco contestó: "No quieren...". Aquí, nosotros, queremos. Parece que es Onganía el que no puede o no sabe.Los factores residuales de desavenencia van a crecer pronto. El peronismo y el radicalismo pueden llegar en las próximas semanas a un acuerdo en función de perturbación política; los gremios tienden a salirse de su cauce prudencial; "Es el único gobierno que no da nada y todavía le tenemos paciencia. ¿Qué más nos pueden pedir? ¿La sangre?, preguntó fastidiado Augusto Vandor a un general de la Nación que se quejaba de la impaciencia sindical. Si el cuadro político y el panorama gremial se enturbia, no asombrará que los estudiantes dejen de estudiar. Y, por supuesto, no somos París, pero a desorden nos ganan pocos.

¿Cómo evitarlo? Con una definición triple; 1º Real Jefatura de la Revolución; 2º Una línea política-jurídica que nos anticipe el futuro institucional sin que esto tenga nada que ver con las elecciones; 3º No seguir dando vuelta a la tuerca económica porque se puede asfixiar el país más allá de su necesaria capitalización. Creemos, al respecto, que Onganía, es un "hombre afortunado", como lo quería Napoleón. Algunos de sus subordinados van con él hasta la muerte; son los mismos que no irían con otro Jefe ni a la gloria. Una prueba de que es así, la marca el discurso vital del mando mayor de la Marina, el contralmirante Benigno Varela que inclusive descubre la verdadera línea económica revolucionaria bastante lejos del fantasmal Anexo 3º que escribiera Alvaro Alsogaray y que no aparece entre los textos oficiales. Varela denuncia que la Marina tiene unidades prestadas por EE.UU. y que nadie se escandaliza sin embargo. Denuncia prácticamente la enajenación. ¿Lo escucharán?

Entramos hondamente preocupados al invierno que puede constituir un infierno nacional.

Como Onganía no tiene filósofos a su lado, la inquietud se ahonda.

Y como sus opositores carecen de talento, asustan con la imagen o vienen de un pasado de fracaso, la opción nacional es dramática.

Como escribiera Ridardo Guiraldes cuando tenía 28 años: "quisiéramos sacarnos los ojos, para poder mirar el futuro libre de prejuicios..."

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr