Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Exclusivo para el Presidente Levingston, Agosto de 1970

REVISTA EXTRA - AÑO 6 - Nº 61 - AGOSTO 1970

EXCLUSIVO PARA EL PRESIDENTE LEVINGSTON

Es el día del entierro de Pedro Eugenio Aramburu. En la esquina de Callao y Alvear tropiezo con Silvina Bullrich. Acaba de volver del exterior. Le pregunto: ¿Qué te parece? Me contesta: "Que querés que te diga... Lo siento mucho, pero aquí nadie da soluciones... Al fin y al cabo todo el mundo va a terminar siendo justicialista... Y con razón... No hay nuevas ideas, ninguna motivación, y hace 15 años viajaba con el dólar a menos de 28. Ahora lo tuve que hacer con el dólar a 400 pesos".

Me deja absorto. Puede ser una reacción meramente temperamental.

Pero también los muchachos que suprimieron físicamente al ex presidente provenían de sectores fuertemente antiperonistas. Gente que frente a tanto vacío político entró en trance y pasó a la combustión. Cuando un alto funcionario policial indagó a Lozada, el diálogo fue dramático:

-¿Cómo te definirías?

-Soy cristiano y peronista...

-¿Creés en la jerarquía eclesiástica?

-Sí.

-¿Por qué, entonces, acudiste a la violencia?

-Porque así lo aconsejan los textos de Medellín. Porque el Papa aconsejó la violencia para terminar con la injusticia...

-Decís que sos peronista, y sin embargo tenés pasado antiperonista y en tu casa sólo encontraron libros de Mao Tsetung y del "Che" Guevara...

-¿Y qué?... Me enseñan a salir de esto... Dios es justo.

Es decir, Lozada no es el hijo de Cognorno, o de Ibazzeta. No es Susana Valle. Tiene razón en ese sentido McLoughlin cuando en Londres comentó: "Esto no tiene nada que ver con el peronismo y el antiperonismo. El crimen contra Aramburu no conjuga con lo ocurrido en el pasado inmediato argentino"... Tanta verdad como la del ministro Cáceres Monié, cuando clarito, clarito, ante una pregunta de si los ejecutores son "maoístas o castristas", contesta: "Son argentinos. Nos guste o no. Malos argentinos, pero argentinos al fin... No seamos escapistas...".

En tanto, la CGT visita a Levingston para plantearle los temas de siempre: el costo de la vida que aumenta, los salarios que no alcanzan, las jubilaciones que no se pagan... Los empresarios reclaman por sus quebrantos, piden una moratoria, la reducción impositiva. El campo exige que su Secretaría se transforme en Ministerio. Los industriales no... La Unión Cívica Radical del Pueblo expulsa a Ambrosio Gilardi, en Mendoza, porque se animó a aceptar un cargo de ministro en el gobierno del ingeniero Gabrielli; Arturo Jauretche dice que "los fusilados del 9 de junio no nacieron en incubadoras, también tenían madres", al tiempo que el hijo de Aramburu se anima a decirle públicamente al país: "Que nadie abrigue sentimientos de venganza; sí de justicia. La salud de la República reclama unión entre los argentinos, orden, legalidad y democracia. Estoy orgulloso de ser su hijo".

Esta radiografía, en la hora más incierta del destino nacional, nos revela que sólo una filosofía "nos salvará". Que para no seguir gimiendo nada más que por intereses particulares, que para que esta tremenda individualidad argentina se convierta en comunidad, para que esta apatía nacional, esta indiferencia suicida a que nos han condenado los últimos 20 años, se quiebre, y al menos al morir, muramos por algo que valga la pena, hace falta CREAR UN SISTEMA POLITICO. Ingresar en una vida constitucional flamante. Esto no es España. Esto no aguanta que se busquen primero los objetivos revolucionarios y después la salida. Cáceres Monié lo confesó: "El pueblo está preparado para votar hoy mismo". No queremos votar hoy mismo. Pero queremos que así como el Gobierno vive obsesionado por el tema económico -como si fuéramos todos marxistas-, ponga el 90% de su capacidad mental al servicio de buscar la GRAN EMPRESA POLITICA. Lo hizo Yrigoyen combatiendo al fraude. Lo resolvió, inteligente, Sáenz Peña. Lo consumó Perón, creando una Secretaría de Trabajo, un partido paralelo bajo el calor oficial y dándole el voto a la mujer. ¿NOSOTROS ESTAMOS CASTRADOS DE IMAGINACION?

Por ejemplo: Onganía decretó el estado de sitio después del "cordobazo". Se asaltaron bancos, cuarteles, se secuestró y ejecutó a Aramburu. ¿Para qué sirve el estado de sitio? Estamos frente a la pena de muerte. ¿Cree alguien que un juez argentino se animará a aplicarla? ¿Para qué sirve? Descomprimir es prohibir lo prohibido.

El país está harto de la mentira política. No de la política. No hay que clausurar la Facultad de Medicina porque un médico defeccione, ni prohibir el Colegio Militar porque un general se equivoque. Rompamos esta peligrosa rutina de creer que con una exportación de 2.500 millones de dólares y cuatro Chocones la Argentina se arregla. No, no se arregla nada, porque en este "climax" no llegamos ni a medio Chocón. En lugar de golpear las puertas del Gobierno para reclamar con el bolsillo, los argentinos dirigentes tienen la obligación de pedirle al presidente Levingston que imagine la Aventura Política. para los próximos 50 años... Pero si no nos atrevemos, por vejez mental, a soportar los resultados, entonces hay algo más fácil: que voten los argentinos que tienen menos de 30 años. Sin pasados. Y sin odios. Como el hijo de Aramburu...

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr