Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
¿Alguién en España será el Kissinger entre Perón y Lanusse?, Febrero de 1973

REVISTA EXTRA - AÑO VIII - Nº 91 - FEBRERO 1973

¿ALGUIEN EN ESPAÑA SERA EL "KISSINGER" ENTRE PERON Y LANUSSE?

Desde Madrid, España

"De qué me sirve tener razón si el que está equivocado va a matarme..." Jean Doulourd

Madrid, 30 –Estamos temerosos y orgullosos. "Pueblo" fue el primer diario del mundo entero que anunció que el presidente Lanusse estaría en España en febrero. Ese es el orgullo. ¿El temor? A los protagonistas de este tiempo histórico no les gusta ni el anticipo ni el consejo. Ellos, los personajes, van hacia su promoción, y yo vengo de ella. Son, como decía el aldeano, dos maneras de mirar al perro.

PERON me acusa de "trabajar para Lanusse". Y lo asegura con una infalibilidad que me aterra. A su turno, según algunos funcionarios oficiales argentinos en Madrid, "Lanusse estaría molesto por algunos comentarios que publica Neustadt en Europa". ¡Pobre de mí! Soy un simple puente que quiero que transiten desde hace dos años el caudillo popular y el caudillo militar. Para que armen un presidente con poder. Que transforme a la Argentina y la saque de su eterna incertidumbre. ¿Qué hago de malo con ello? Soy un banco de ideas. ¿Que sirvo a todos? Mejor. Porque sirvo a mi Argentina que es más importante que sus pasajeros huéspedes del poder. Una vez, a aquel gran filósofo que fue Galileo, le preguntaron qué era la evidencia. Y contestó: "Todo aquello que se podrá siempre combatir y nunca refutar...". Me siento así: la evidencia. Me pueden combatir. Rara vez, refutar.

HACE 84 horas que llegué a Madrid. Me preguntaron: ¿Cómo está la Argentina? Respondí: requetebién... Insistieron: ¿cómo dice eso si el presidente Lanusse estuvo a punto de dimitir, si el espectro político es tétrico, si se duda aun sin habrá o no elecciones...? Interrumpí: Señores, ustedes me preguntaron por la Argentina, no por el Gobierno. A la Argentina le va bien. Seguimos creciendo. Seguimos siendo un país moderno sin desarrollo. Si ustedes preguntan por el Gobierno, eso es otro cantar. Argentina-Gobierno es un "andante moderado". Argentina-Privada, es un "molto vivace".

ESPAÑA espera a Lanusse. Diríamos inclusive que admira su decisión de terminar con los fantasmas. De afrontar la realidad plena. Sabe que si a un enano lo ponemos a engordar obtendremos un enano gordo, pero nunca un gigante. Y espera que Lanusse –en una fecha clave: el 24 de febrero, a 27 años del día en que Perón fue elegido presidente de la República- cuando pise esta maravilla de una tierra que enterró sus muertos y sus odios, no sólo cumpla los actos protocolares de saludar al Caudillo, de firmar la compra de 15 barcos de factoría pesquera, sino que aquí, desde esta especie de puerto de Palos, se produzca el redescubrimiento definitivo de la paz política en la Argentina. Y todos los españoles que pagaron con cuota de sangre su progreso de hoy, que exhiben lo que el Papa pregona: "que la paz es posible", quieren, sueñan, desean que haya un "Kissinger" para que Lanusse y Perón terminen su huraño pleito, el largo desencuentro argentino, la rencilla del atraso. No comprenden que Perón haya estado en Buenos Aires sin ver a Lanusse y tratar la gran solución política. Se sorprenderían de que tan sólo Lanusse venga para firmar un convenio económico por 150 millones de dólares, cuando son millones de argentinos los que están en juego.

HAY que admitir que el gobierno español ha cumplido con grandeza e hidalguía la aceptación de un huésped tan difícil, tan complejo, tan histórico como Perón. El equilibrio de Franco y su clase dirigente no tiene parangón. Tal vez por una incomprensible omisión, Perón, cuando partió de España, recordó y elogió a Italia, se declaró general paraguayo y evocó sus días de exilio en Asunción, pero dejó en un peldaño del olvido su reconocimiento obligado al gobierno español, que acogió su destierro, lo respetó, lo preservó. ¿Falló la memoria? Extraño en un líder de la talla de Perón. Máxime cuando él sabe como nadie que los españoles nunca olvidaron lo que la Argentina hizo por España en la hora dura de la soledad. Porque los españoles tienen la "cabeza sistemática" y no un "cerebro anecdótico".

CUANDO Lanusse llegue, faltarán 15 días justos para los comicios. Viene a un país que se precia de practicar la democracia sin urnas y con mucha participación. Todos aquí buscan el "Kissinger" que provoque el encuentro esperado entre Perón y Lanusse. Nadie se imagina a Nixon yendo a Pekin sin ver a Mao. Además, flota en el aire el fin de la pesadilla de Vietnam. Nos preguntan: ¿Perón y Lanusse tienen cuentas más viejas, más duras, más crueles, más ideológicas que las de Nixon y Mao o las que provocaron el genocidio de Vietnam? Respondemos que no. Nos interrogan: ¿Y entonces?

PREFERIMOS un silencio sonoro. No quiero contestar. Para que Perón no me acuse de trabajar para Lanusse. Para que Lanusse no ponga cara de malo conmigo. Para que entre los dos convoquen a una licitación de ideas políticas. De apóstoles. Van a ver cuántos "Kissinger" encuentran. En vez de flagelarse y flagelarnos. Como diría abuela: "¡Ya son grandes!"

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr