Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
La Democracia tiene miedo, Noviembre de 1974

REVISTA EXTRA - AÑO X - Nº 113 - NOVIEMBRE 1974

LA DEMOCRACIA TIENE MIEDO

La señora presidente, la oposición y la violencia...

El clima era tenso. Cortante. Un cuchillo hendía el aire. Frente a la jefa del Estado, 27 políticos de la oposición –o no alineados en el Frente de Liberación nacional– expresaban sus temores y sus reproches por la presencia de nuevas formas de la violencia –"La Triple A"–, por la gestión del interventor en Córdoba, brigadier Lacabanne; por "los modos" del ministro de Educación, Dr. Oscar Ivanissevich; y por la "manera" de poner orden en la Universidad que emanaba del rector Alberto Ottalagano, y de los decanos que "se animaron" a ponerse al frente de las facultades. De pronto, María Estela Martínez de Perón entendiendo, tal vez, que no hay mejor cosa en asuntos donde nos va nada menos que el progreso, la convivencia y la seguridad que no andarse por las ramas, ni salir por la tangente, reclamó de sus visitantes no sólo radiografías sino remedios. "Prohibió criticar, sin proponer". "PORQUE NO ME DICEN QUE HAY QUE HACER CON LA VIOLENCIA... ¿QUIEREN QUE SAQUE LAS FUERZAS ARMADAS A LA CALLE? ¿QUIEREN EL ESTADO DE SITIO?..." Silencio. Ninguno de los presentes amaba las opciones abiertas allí. ¿Entonces? Las palabras deben ser las sombras de las cosas... La declamación, por más justa que sea, tiene que ser acompañada por las "grandes decisiones". La señora Presidente, en la soledad del poder, aún espera...

Y mientras tanto, en el "más negro" de estos tiempos, la muerte rondó impunemente por las calles argentinas. El joven e ilusionado capitán Miguel Angel Paiva o el teniente 1º Luis Brzic, el mayor bioquímico Jaime Gimeno o el teniente coronel médico José F. Gordon vieron sus vidas crucificadas cuando empezaban a vivir. Sin culpas... Dictada la "vendetta" particular por una organización terrorista. Los hechos remontan a tanta velocidad que nos olvidamos que esto ocurrió apenas días atrás. Y la sustracción de los restos del ex presidente Pedro Eugenio Aramburu; y los secuestros y las ejecuciones subsiguientes de activistas o militantes de izquierda, como el ingeniero Carlos Llerena Rosas o César Robles Urquiza, y tantos otros, hasta desembocar en los asesinatos del profesor Jordán Bruno Genta, ideólogo de la derecha, y del jefe de la Policía Federal, comisario general Alberto Villar, y su esposa, revelación tremenda de la inseguridad de la seguridad o contraste clave de la desprotección del hombre que debía ser el más protegido.El circuito infernal se cierra cuando a las escuelas llega la intimidación última al conjuro de cartas que se envían pidiendo renuncias de determinados ministros del Gabinete, bajo pena de ejecutar maestras y alumnas si no se alcanzan las dimisiones. Del miedo personal al miedo familiar.

¿Qué hacemos? ¿Nos cruzamos de brazos? ¿Nos ponemos en árbitros o en combatientes?

Aquí hay pena de muerte privada y se cumple. Los argentinos que por razones sentimentales nos opondríamos a la instalación de "la pena de muerte" entre nosotros, somos testigos mudos de su existencia día a día. Cuota a cuota. Un juez que tuviera que aplicarla, quedaría en pecado mortal ante la sociedad. En cambio algunos que la ejecutan, gozan fama de "idealistas" o de "liberadores". Argentina contradicción. Por eso en lugar de convocarnos para el estudio de problemas que nos agobian, nos da por revisar Constituciones o hacer Registros de la Deshonra. Malgastamos ideas. Inutilizamos o reprimimos palabras. ¿Ejemplos? Justamente: Reprimir, Socialismo, Desarrollo, Burocracia. La política ya no es un Gran Ateneo de Oradores. Se caen a pedazos las teorías del infortunio terrenal y de la pobreza. Todo está a la vista. Ser mejor. Estar mejor. ¡Ah...! Y PODER. Mucho PODER.No hay asombro que alcance.

Uno tiene que tomar la realidad por las solapas. Hay que terminar con la vieja y temible pasión nacional de ofrecerle al país mejores textos y consignas que soluciones. Porque somos un país más imaginativo, más iluminado, más fantástico, más iluso, más apasionado y menos realista de América.O dejamos los viejos equipajes en la puerta de la Historia y nuestros cantos por la democracia abstracta, sin autoridad, ni orden, ni ejemplos, o viviremos en una democracia aterrada, ambigua, plañidera, esclava de la violencia, indefensa, obsesionada por las leyes que no se acatan e ingresaremos a un totalitarismo espiritual y psicológico como defensa natural del deseo de sobrevivir.

De otro modo pronto nos dividiremos –como siempre– en dos bando otra vez: LOS QUE CONDENAN LAS MUERTES Y LOS QUE CONDENAN A MUERTE.

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr