Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Se buscan tres Ministros, Enero de 1981

REVISTA EXTRA - AÑO XVI - Nº 187 - ENERO 1981

SE BUSCAN TRES MINISTROS

Con 30 grados o más de calor, con la amenaza de un impuesto al viaje –es injusto llamarlo al turismo, porque todo aquel que viaja no es turista-, con la peligrosa delicadeza con que hay que tratar el "caso Beagle" –donde no estamos contentos, oficialmente hablando, con la propuesta, que puede mejorarse-, es muy difícil celebrar la misa de un editorial prolijo.

A lo sumo podemos intentar preguntarnos si será nuevo el año nuevo. Creo que sí para "la clase política". vieja o nueva. Y si es vieja, la culpa la tienen los que no hicieron nada lógico para permitir el ingreso de nuevas corrientes. Y lo digo con alguna fuerza espiritual, porque estoy harto de escuchar quejarse de Ricardo Balbín, de Arturo Frondizi, de "Paco" Manrique o de Oscar Alende –arriba en el Poder o abajo en la calle-, cuando ni unos ni otros intentaron plantearnos cómo se hace el recambio y prefirieron o congelar o cruzarse de brazos, que es la más cómoda de las modas para impedir que la novedad crezca o surja. Y mientras los uruguayos hicieron del mundialito un "slogan": "Triunfo o muerte", porque tienen que asomar al mundo como triunfadores en alguna materia, y mientras Brasil quiere dedicarse a examinar ahora las importaciones, nosotros tenemos la obligación de elegir expertos en sistemas políticos (nacionales o importados –en todo caso con aranceles bien bajos-) para que aporten ideas y no se cristalice nuestra vida en la exclusiva playa económica. Estando en verano, qué mejor que citar playa. Ahí estamos estacionados. Y no sirve.

Alguna vez habrá que dejar de hacerle cuentos del tío al país. ¿No cree?

Creo que Viola tendrá que pasarse este mes de enero, sofocante, lluvioso, tratando de encontrar tres hombres clave: el ministro de Educación, el ministro de Justicia y el canciller.

Todos le preguntarán por Lorenzo Sigaut, Hugo Lamónica, Carlos García Martínez o Dagnino Pastore. Pero no estará ahí la solución de cara al futuro. Y un hombre como Horacio Tomás Liendo –que ya tomó la lección de tratar con los sindicatos en las horas más difíciles- tiene que tener buena compañía en esas áreas tan fundamentales para que nazca la República.

Si no estaremos corriendo tras el peso, el arancel, la moneda de oro, el dólar, la tasa de interés, Sasetru o el banco que quiebra.

La economía es una coyuntura importante. Pero es "el momento". No puede costar entender eso... Tan simple. Tan total.

nombre de qué dogma, de qué ideología, de qué tentación de abandono y de debilidad debemos aceptar la fatalidad? Tenemos que cambiar de rumbo en el plano de las ideas políticas. De la economía ya se encargarán los argentinos de siempre. Lo flamante es ocuparse del sistema.

Viola, como dice el callado ex presidente Lanusse, "sabe de eso".

Cuando uno advierte el milagro –de Honda, Mitsubishi, Zuzuki, Toyota, etc., etc.- de un país que pierde la guerra y puede colocar todos los Sony que quiera en el mundo y asustar a los países altamente industrializados, con gente que va cantando el himno de la empresa cuando empieza a trabajar, o que como todo acto de protesta se ponen una vincha, piensa que no es sólo la personalidad oriental, la disciplina, sino que es un sistema de ideas y un "modo de vivir" lo que los hace ser a pesar de no tener... ninguna materia prima, ningún recurso natural.

Parten de un juicio de Pascal: "El hombre no es más que una caña... la más débil de la naturaleza; pero es una caña que piensa". Pascal murió a los 39 años, siempre pensando y proponiendo. ¿Hay otra manera de vivir? Repitiéndose: pero "es un opio". ¿Qué otra cosa hicimos si no repetirnos, reiterarnos, cargosear y cargosearnos?

Ese país, Japón, produjo diez millones de automóviles en 1980. Toyota utiliza 250.000 tratantes de segunda mano; tiene 45.000 técnicos que vigilan la producción informatizada. En una sola fábrica en construcción habrá 200.000 robots trabajando. En el mundo hay, hoy, 60.000 robots; 47.000 los tienen los japoneses... ¿Por qué? ¿Por qué "son fenómenos económicos"? ¿O porque hay algo más?

Busquemos el "algo más".

Es un sistema de ideas. Una república, un imperio, una monarquía. Ese es "el algo más" que les permite vender dos millones y medio de células en 1976 y 100 millones de microprocesadores en el año que se fue.

Pero cuando presentan el "caso Japón", los economistas lo muestran desnudo de circunstancia política.

Es injusto. Una vez leí que "la incomprensión es la negativa a iluminar las nuevas verdades". No quejarse entonces de Balbín y Cía.

La vida de un país no es revisar su bolsillo. Terminé.

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr