Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
La Argentina hablada, Julio de 1982

REVISTA EXTRA - AÑO XVIII - Nº 205 - JULIO 1982

LA ARGENTINA HABLADA

("No es lo que joroba sino lo seguido que lo hace" Anónimo)

Cuando EXTRA nació, el presidente de la Nación era Arturo Illia. Pasaron después: Onganía, Levingston, Lanusse, Cámpora, Lastiri, Perón, Isabel Perón, Videla, Viola, Liendo, Lacoste, Galtieri, Saint Jean, Bignone. En 18 años, 14 jefes de Estado. Aquí, en la revista, en 18 años, el mismo director. El mismo administrador. Las mismas secretarias. El mismo director comercial y de publicidad, los mismos funcionarios de la zona burocrática interna, y creo (suprimo el creo), el mismo "señor de la limpieza". ¿El país funcionó? No. ¿Los cambios ayudaron? No.

¿La revista funcionó? Sí. ¿Pruebas? Tiene 18 años de vida y es la decana de las revistas políticas del país.

Creo que por ahí tenemos un dato de esta realidad tan exasperante (y exasperada) en este invierno de 1982. Donde los omnipotentes van sucumbiendo. Donde parece acaecer el ocaso de los dioses. Donde las contradicciones también son estranguladas por la realidad. Las frases famosas encuentran la tumba frente a los resultados concretos.

Inflación cero.

La inflación ha muerto.

Unidos es más fácil.

No arriaremos la bandera.

Las urnas están guardadas y bien guardadas.

Argentina potencia.

"El que apuesta al dólar, pierde".

"Este plan económico fue, es y será el plan económico de las FF.AA." (Galtieri).

"No le da el cuero."

"Ejerceré el cargo hasta marzo de 1984."

"Iremos a una democracia firme, estable..."

"¿Para qué queremos el dólar?"

"Dios es criollo."

"Una cosecha nos salva."

"Hay que pasar el invierno."

No queremos enseñarnos. Simplemente terminar con la hipocresía. Con las frases hechas que no respondieron después a la verdad.

Pienso que millones de jóvenes argentinos, hijos de civiles y de militares, no creen en nada ni en nadie. Que las Malvinas y su corto y dramático final -después de haber hecho del triunfalismo una bandera- terminaron por destruir una de las pocas ilusiones que no se habían hipotecado. ¿Qué será de ellos si no los ayudamos? Si no juzgamos a los que nos hicieron equivocar el camino. A los que de la esperanza nos llevaron de la mano hacia la desesperanza. De los que prometieron un Estado chico, un país eficiente y nos dejan un país destruido económicamente, mal vivido políticamente y arruinado psíquicamente.

No puede seguir habiendo impunidad en la Argentina para tanto error junto.

Nunca nos van a perdonar estos millones de argentinos flamantes -4 millones votarán por primera vez en 1984-, si aquí tapamos todo, no corregimos nada, cada uno se va a su casa y los que no regresan... es porque murieron en combate.

¿Se analizó bien el desembarco en las Malvinas? ¿Se consultó a quienes se debía consultar? ¿Se sabía que en diciembre de 1982 -6 meses más-, Inglaterra se desembarazaba de casi toda su flota por falta de actualidad y para cambiarla por submarinos nucleares? ¿Se escuchó lo que dijo sabiamente el embajador Raúl Quijano, que llegó a pronosticar lo que después nos pasó? ¿Fue realmente convocado Carlos Ortiz de Rosas, que de Inglaterra y de las Malvinas sabe mucho y bien? ¿Por qué se ocultó el secreto a generales del nivel de comando como Nicolaides y Trimarco? ¿Por qué los generales de brigada del Estado Mayor del Ejército no fueron tampoco informados? ¿La rendición la adoptó Mario Benjamín Menéndez en soledad, o todos los días hablaba con el Tte. General Galtieri? ¿Por qué perdió el comandante el apoyo de sus generales? ¿Porque lo que hizo lo hizo bien, o, como se presume, porque lo hizo mal?

¿Sabremos algún día la verdad?

Lo dudo.

En cambio, tenemos frente a nuestros ojos otra verdad: La República. Iremos bien o mal hacia ella. ¿Qué es bien? Hacer comicios en noviembre de este año de intendentes y legisladores (senadores y diputados). Incorporar la democracia a la República de a poco. Porque si no pasa lo de siempre: llegan los partidos políticos al "poder de golpe". Se van los militares "de golpe". Y entonces los resentimientos asoman y todo termina "de golpe" por un... "golpe".

Si Bignone puede compartir el año 1983 con un Parlamento –que decida sobre el Beagle, la economía, las islas Malvinas y la deuda externa- ya tenemos aquello que se quiere en fuentes militares: un proceso compartido y concertado.

Si hacemos todos los comicios de golpe, verán ustedes que habrá una mayoría absoluta y será "inaguantable" para algunos sectores.

Nadie duda de que el Justicialismo es el más firme candidato a ganar los comicios generales. Con Luder, Robledo o Cafiero, sus candidatos más seguros. Que el radicalismo, con la incorporación de clases independientes que "temen al peronismo", es la segunda fuerza en importancia, y no faltan los que creen que "hasta puede ganar". Con Pugliese, Alfonsín o quien fuera (y llevando de candidato a vicepresidente a Fernando De la Rúa, que nuclea muchos no radicales que votarían al partido si va "Fernando" en la fórmula).

No admitir esta realidad es hacerse trampas.

Yo termino. 6.570 días pasaron desde que nos conocimos. Fuimos felices pocos días y casi todo el tiempo, frustrados. En este lapso, que parece un océano, votamos para presidente dos veces en 1973. Vivimos mal y heredamos desconfianza e incredibilidad. ¿Cómo ayudarlos? Si dejan de ser kelpers, espectadores, fantasmas del "no sé". ¿De otro modo? No sé.

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr