Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA EXTRA
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
¿Usted tomaría un avión piloteado por Alfonsín?, Diciembre de 1985

REVISTA EXTRA - AÑO XXI - Nº 246 - DICIEMBRE 1985

¿USTED TOMARIA UN AVION PILOTEADO POR ALFONSIN?

Los norteamericanos son maestros en los cuentos para vender fórmulas presidenciales: "¿Usted le compraría un automóvil usado a James Carter? No, ¿verdad? Y entonces, ¿cómo lo va a votar?". Estas y otras ironías profundas forman parte del pandemonium electoral de una sociedad libre, donde nadie querella al humor. Donde cuando a uno lo detienen le advierten que en vez de hablar se calle, porque cualquier cosa que diga puede "ser usado en su contra". Es decir, una humanidad que va de frente, que se autocrítica, que juzga y se juzga, sin miedos tontos, porque se sabe segura.

¿A qué viene este introito? Es mi último comentario de 1985. Un año que me gustó. Más que ninguno de los últimos. Nunca creí que los argentinos cambiaran de mentalidad a tanta velocidad. ¿Y los dirigentes? No. Ellos cambian pero en cuentagotas. Pero no importa: desde abajo vendrá la reforma profunda. A nadie se le ocurre hoy pedirles a Clausen o a Volcker que se vayan ("Go home yanquis"). No hay un ciudadano en su sano juicio que acuse a Alfonsín de "entreguista" porque tiene una relación madura con EE.UU. Los militares fueron sentados en el estrado de la Justicia y nadie predijo "el fin del mundo institucional" por el fallo condenatorio. Se aplicó un Plan Austral duro con la clase media y los radicales ganaron igual la elección. Entre el conflictivo Herminio Iglesias, imagen de la dureza vocabularia de alguna prepotencia suelta, y la de Antonio Cafiero, intelectual y medido, o la de Carlos Grosso, pensador político, los justicialistas se olvidaron del bombo y ganó la reflexión.

Salvo algún energúmeno suelto, nadie se asusta porque le hablen de capitales extranjeros o de privatización.

A Martínez de Hoz, que muchos argentinos ansían verlo entre rejas, un juez le dicta la prisión preventiva, con mil millones de dólares de embargo, y el ex ministro, por radio y televisión, explica, argumenta, responde, sin irse del país y sin que los periodistas que lo convocan sean tildados de ex procesistas.

Un gobernador, Romero Feris, embajador "de los militares", es la figura liberal acaso más respetada. Con un consenso en su provincia y fuera de ella que le hace callar la boca a algún valiente de la última hora.

Los periodistas que venían a deglutirse desde la denuncia a un "país ansioso de valientes", fallecen ante los "ratings" de verdad que prueban que el país se cansó del escándalo y de no pocas verdades infamantes –que no ayudan- y que la gente quiere tomar el último avión que sale para el siglo XXI.

Aquí viene entonces la similitud que pretendo encontrar con el "modo yanqui". ¿Usted tomaría un avión piloteado por el doctor Raúl Alfonsín rumbo al mundo que viene? ¿O preferiría esperar hasta 1989? Yo confieso que quiero embarcarme ya mismo. Pero aunque el avión está colmado de argentinos grandes, chicos, jóvenes, viejos, el piloto aún duda en ocupar la cabina. La duda que no tenía ante el Beagle, la indefinición que no tuvo para terminar con la inflación, la resignación que no acompañó su "íntima convicción" de juzgar a los militares, aparecen, creo, en el piloto Alfonsín cuando le explican que nos tiene que llevar a otro siglo.

Yo deseo equivocarme. Sueño con que cuando ocupe mi asiento Alfonsín esté al comando, pero no porque "convenga", sino porque está convencido.

Tiene máquina, tiene viento a favor, buen pronóstico del tiempo, aeropuertos de alternativas, algunos copilotos eficientes (otros no), buen personal de cabina (con algunas excepciones) y sólo falta que carretee...

Si lo hace, tendrá estatua en vez de busto.

Si lo hace, la generación que hoy tiene 30 años no terminará nunca de agradecérselo.

Si levanta vuelo, quienes estamos en los 60 años alcanzaremos a ver la modernidad prometida.

Pero si vacila o no cree que hay un mundo que se despide y otro que está esperando, no pasará nada. Habremos perdido el último avión, simplemente. La resignación será el epitafio. Y la chatura, la vida.

Nos moriremos de aburrimiento, discutiendo siempre lo mismo. Que si la interna, que si fue Perón, que si la culpa la tuvo la Coordinadora, que si la Franja Morada, que si el Decreto 44 que crucifica la informática, que si Conrado Storani, que si las cajas del PAN o la copa de leche.

Yo estoy salvado. ¿Saben por qué? Porque estaré muerto.

Pero ustedes, los de 20 o 30 o 40 años..., ¿a quién le echarán el fardo?

¿Lo dejamos ahí...?

¿O subimos al avión, Presidente? Anímese. Lo espera la Historia. No la política.

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr