Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REVISTA CREER
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Sentados sobre la Crisis, Noviembre / Diciembre 1978

REVISTA CREER - AÑO IV - Nº 44 - NOVIEMBRE / DICIEMBRE 1978

SENTADOS SOBRE LA CRISIS

La Argentina tiene ciclos de silencio cómodos. Pasa silencios pesados (donde el rumor pulula), sale a la calle de todas las voces al mismo tiempo y embiste contra la misma fortaleza. En un primer momento, cuando arriba un gobierno militar hay como una consigna: "Aquí no se mueve nadie". Y nadie se mueve, un poco por la orden y otro (mucho) porque siempre el que se aleja del Poder lleva tanta carga de culpa encima que prefiere callarse a quejarse. La penitencia le puede venir encima y entonces opta por el cese de todo ruido. Pero con el correr de los días, como gobernar siempre es desgastarse, reprende en los ánimos perdidos la sensación de que "ellos" -los de ayer- no "fueron tan malos" y, lentamente, al conjuro de esa sensación y de errores lógicos o no del nuevo Poder, resucitan presencias antiguas y el país sigue sin ninguna novedad en su fachada.

Este es el momento.

Estamos como sentados sobre la crisis. ¿Sus vertientes? Varias.

1) El "caso Beagle", que tiene que preocupar cada día más, porque nos alejamos de la paz que ansiamos en función de una actitud chilena contradictoria que demora la decisión, y lo único que Videla no puede regalar es tiempo. El delicado conflicto afecta al Frente Interno, demora decisiones políticas y militares y nos obliga a estar pendientes del Sur.

2) Cuadro de situación económico. En el momento más difícil de Martínez de Hoz y su propuesta. No puede derrotar a la inflación, Enemigo Público Nº1 de este proceso (tan grave como la subversión), y la terapia parece ir agotando paciencias múltiples. Ahí surgen las voces agudas de la crítica. Según el teniente general Roberto Viola -expresión que vale la pena meditar-, lo que ha leído hasta aquí como objeciones al equipo económico "son más bien juicios políticos y no hay propuestas". Esta es la voz del Ejército, que reconoce públicamente su preocupación por el andar desasosegado que advierte que el salario real es deficiente y que "el precio de vivir" es inconmensurable, pero que, por ahora, no cree en que el reemplazo de la línea seguida y de sus ejecutores resulta mágico para ´salvar al proceso económico". Se nota que no hay en las Fuerzas Armadas ninguna vocación para prescindir de Martínez de Hoz -destituir al ministro de Economía era un viejo remedio nacional- sino de seguir aguardando que nuevas decisiones aligeren esta tortura económica de "vivir administrando el instante", como justamente no quiere que vivamos el almirante Emilio Eduardo Massera.

3) "Es estilo presidencial". La manera pausada de Videla, al no interpretársela o juzgarla como "indecisa", también acrecentó susceptibilidades, sobre todo en aquellos que propugnan otro ritmo. La integración del Gabinete se demoró y eso creó clima de suspenso. Se sumó a la crisis. Unos le echaron la culpa "al esquema de Poder"; otros, al estilo. Por ahí navegó la duda. Lo cierto es que, de cualquier modo, la mini-crisis vino de afuera hacia adentro y un poco también de adentro hacia afuera.

Si a eso se suma que apenas desembarcado en la Argentina el almirante Massera señaló su angustia por el negativo resultado económico y habló de los "argentinos empobrecidos", asignándole gran responsabilidad a la conducta económica de los malos frutos recogidos, todo se complicó.

Hasta aquí el espejo. Un retrato que pretende aventar otros rumbos traviesos y se interna únicamente en las causas fundamentales de este momento de palidez que vive el Gobierno.

Pero usted a esta altura querrá saber qué pasará de cara al futuro. Es un pronóstico difícil. Pero se pueden mencionar episodios a ocurrir:

a) Que se defina por bien o por mal la situación del Beagle, dentro de estos mismos días. A partir de la forma de solución tendremos un "plafond" u otro. Si es desde la paz con Chile, entonces el Gobierno encarará la propuesta política y una renovación incluso en el lenguaje del Poder hacia la opinión pública. De persistir el conflicto o instalarse en la vigilia de armas, habrá que aplicar una alternativa diametralmente distinta, visto el estado de emergencia.

b) El equipo económico introducirá cambios de instrumentación y también de algunas figuras. No para aliviar "la tensión", sí, para mejorar el semblante y tal vez agredir más directamente al terrorismo inflacionario que, al parecer, en "la libertad de competencia" y por ella misma sola no encuentra solución. Cada vez se venden menos productos industrializados y cada vez cuestan más caros. Además el Estado sigue indexando todos sus servicios públicos -la última novedad son los transportes cada 45 días- y el "perro que se muerde la cola" seguirá gravitando en el mes que vivimos, donde otra vez la cifra rondará entre el 8 y el 10%. ¿Indexar es el camino irremediable? Si así fuera, hay que dejar constancia que de aquí al año 2000 seguiremos en inflación. Ruego que no.

c) Las voces políticas y económicas de críticas volverán a un instante de silencio. Tal vez el almirante Emilio Eduardo Massera, una suerte de dinamizador desde "la calle" pero también "desde el Proceso", vuelva a Europa y se llame por un momento a sosiego, aclarando que no está dando como le atribuyen "campanazos" de convocatoria a elecciones sino sosteniendo pautas de convivencia política y derecho al juicio económico que no desea resignar. Pero la idea que se tiene es que de aquí a fin de año no habrá una nueva irrupción pública "del almirante".

d) Los gremios, empresarios y obreros, darán los pasos iniciales, titubeantes, pero hacia adelante, para vivir en libertad, sin tutelas y sin interventores. Junio los encontrará tal vez independientes.

e) Las corrientes políticas del país tratarán de marcar o bien su apoyo al Poder o su diferencia total a partir de 1979. El radicalismo parece decidido a jugar el "rol de opositor total". En el peronismo hay líneas que aún entienden que hay que prestar apoyo a las Fuerzas Armadas, y otras, que hay que seguir nuevos líderes o crear flamantes corrientes de opinión.

f) La inflación no cederá fácilmente. Para 1979 los técnicos pronostican un "año igual". Subirá el dólar. Y se espera que en vez de créditos lleguen inversiones.

Hasta aquí los presagios.

De aquí en más, un poco de filosofía: empezamos anotando que el éxito promueve amigos y adeptos. Que el fracaso aleja voluntades e intereses. Un ejemplo chiquito sería -anécdota, y sin ánimo de lastimar su piel- el "caso Jorge Luis Borges". En el comienzo, dijo que "estaba de acuerdo con el gobierno militar porque eran caballeros y no como los políticos". Ahora, desde Colombia, se queja de los gobiernos militares de Latinoamérica y del gobierno militar argentino "por la manera en que tratan -textual- las libertades humanas". Así dice el cable. Borges, que no puede ser tildado de oportunista, de cualquier modo en su medida marca un retroceso de la temperatura del Poder Político. No hay hoy -y esto lo sabe todo el mundo, oficial u opositor- el aire gracioso y acompañante que tenía el gobierno de Videla cuando amaneció el 24 de marzo de 1976. ¿Cómo conseguir ilusionar a la gente, pero no con ilusiones baratas o demagógicas? ¿Cómo compaginar el desencanto de este fin de año con alguna fe que movilice la emoción perdida? ¿Quién imagina desde el Poder? ¿Quién? ¿Quién? ¿Quién?

Alguien nos acerca una idea: el presidente Videla designará un consejo asesor. Como proyecto, ¡10 puntos! ¿Quiénes lo integrarán? Ahí, la clave. Ya sabemos de muchos oportunólogos que rondan el Poder para meterse en sus intersticios. Que la selección presidencial permita el arribo "de los mejores, los más independientes, los que realmente en cada tema sean expertos", ya sería un gran respiro para una Argentina desanimada. Donde todos vivimos indexados, pero no precisamente de fe. Nadie quiere dinamitar el proceso. Sí, dinamizarlo.

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más notas
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr