Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
La “Sociedad Afluente” y sus funciones, 11 de Enero de 1963

DIARIO EL MUNDO - 11 DE ENERO DE 1963

LA "SOCIEDAD AFLUENTE" Y SUS FUNCIONES. MIRAR MENOS HACIA EL AYER Y ELABORAR EL FUTURO

CUALQUIER sociólogo que apoye su oreja sobre el tórax de la Nación diagnosticaría con precisión el mismo mal; "EL PAIS ESTA ENFERMO DE FALTA DE REPRESENTATIVIDAD..." No somos auténticos. Hacemos lo que "queda bien"; no lo que "ESTA BIEN". Hace pocos días Alejandro Shaw -economista, banquero- escribía: "El hombre de la nueva clase media europea está con sus pies en la tierra. Cuando ve a la Iglesia es porque cree y no porque está "bien visto". Mira cada vez menos al pasado y no vive con nostalgias. El pasado, en vez de ser un estímulo, en muchos casos le parece una carga. Cuando la burguesía ahorraba, no existían heladeras, radios, televisores, autos ni máquinas de lavar. Pero ahora hay una "sociedad afluente", una clase media dinámica...". Estupendo.

Aquí, ¿está en el gobierno? ¿Es factor de poder? ¿Decide? ¿Se la consulta?

NO.

¿Dónde habita esa "sociedad afluente", renovadora, casi mayoritaria? (Suprimimos el casi); EN LA EMPRESA MODERNA. La empresa moderna la constituyen empleadores y empleados; industriales y obreros, dirigentes de empresa, gerentes.

Ocurre que en los países o que se recuperaron del déficit que les dejó la guerra, justamente los "habitantes de la empresa" compusieron gobierno, fueron asesores, mentores o, en el mínimo de los casos, consultados. Así nació la co-gestión en Alemania; así surgió un Enrico Matei, que "inventó" la Italia Industrial y sobre un "eslogan" creó un clima psicológico y sobre el clima edificó (lástima que murió estúpidamente cuando desde un avión mostraba a un periodista yanqui el "país soñado" y concretado.)

Ideas y hombres de su tiempo para su tiempo.

Aquí los excomulgamos. El Estatuto de los Partidos Políticos sigue manteniendo una norma, suavizada si se quiere, que ni ética ni jurídicamente tiene valor: prohibe ser candidatos a cargos electorales a dirigentes empresarios u electorales a dirigentes empresarios u obreros que no abandonen su actividad de tales 90 días antes de los comicios.

Esto, en la disposición transitoria; en la norma permanente figura un año como plazo. ¿Por qué no se adapta igual medida con el Colegio de la Asociación de Abogados o de Médicos; con las agrupaciones de pintores o de poetas o de escritores...? ¿Qué se teme? ¿Qué dirigentes empresarios o gremiales vuelquen sus organizaciones a favor de sus candidaturas? Y el resto, ¿no?

Además, bastaría conocer la "intimidad" de está decisión para invalidarla; lo que se perseguía en realidad en el Estatuto de Adrogué era frenar el acceso de los dirigentes gremiales-politizados, amén del mal manejo de fondos; entonces alguien acotó:

-Si la prohibición es solo para dirigentes obreros, parecerá una cuestión clasista... Mejor también inhibimos a los dirigentes empresarios y emparejamos el episodio...

Y así se hizo. Y como la política es la ciencia de la producción, prácticamente, como dijera Juan XXIII, en "la Argentina se proscribió la producción".

Las estadísticas que nos obsequió el profesor Kaiman H. Silvert en su libro "La Sociedad Problema" revelaban -¿recuerdan?- que en los últimos 13 años, sólo 4 industriales tuvieron funciones en los distintos gobiernos, mientras solo tres dirigentes obreros, en el mismo período, también actuaron en el quehacer nacional sobre un total de 164 primeras figuras de gobierno de ese lapso que abarca desde 1947 a 1960. Ni el 5%, unificando a los dos sectores.

La "enfermedad de la carencia de representatividad" está bien diagnosticada.

Se nos dirá que "90 días" de inhibirse de actuar gremialmente no presuponen un drama pavoroso ni el horror de los horrores. Perfecto. No estamos atacando el "monto". Estamos frente al episodio ético. La norma duda del hombre. Lo enjuicia "a priori". ¿O no?

("El que aspira a dirigir una nación en este tiempo, debe hablar en términos de necesidades ´específicas´, programas ´específicos´ y capacidades ´específicas´. Debe abandonar su torre de marfil y ensuciar sus manos de intelectual. Investigar. En respuesta a este comentario, un intelectual argentino me dijo: ´No, no: el conocimiento social se revela a sí mismo´. Hablando de los griegos, me preguntó: ´¿Qué hubiera replicado Aristóteles ante semejante comentario?" Dr. Kalman Silvert)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr