Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Reportaje al escamoteo, 25 de Abril de 1963

DIARIO EL MUNDO - 25 DE ABRIL DE 1963

REPORTAJE AL ESCAMOTEO

Los especialistas en Derecho Penal saben de sobra que a veces sus propios defendidos son los que dificultan la defensa. Como no conocen el proceso, interfieren. Quien alguna vez debió arrojarse a las aguas para salvar a alguien que se ahogaba, no ignora que tuvo mayores problemas con la víctima que con las olas. El que se está por ahogar, en su desesperación, hunde al que lo socorre. Es decir, no se deja salvar.

Con ciertas estructuras argentinas ocurre lo mismo. Se han repetido hasta el cansancio. Al no encontrar una elite de reemplazo, siguen; y al continuar, producen deterioros. Detienen al país, como están ellos DETENIDOS EN EL TIEMPO. Desubicados. CRISTALIZADOS. Y evidenciando que están totalmente perimidos, aunque actúen, NI SE DEJAN SALVAR y quieren que muramos junto a ellos, en esa agonía económica y social en que nos han sumido. Pero viviremos.

Todo esto viene a propósito del ESCAMOTEO en que habitamos. Azules y colorados; peronismos sí, peronismo no; plan político; frente o no frente; luchas intestinas que parecen ridículas y que serían dignas de ser satirizadas si no viviéramos el instante dramático; conspiradores, contrabandistas, delincuentes económicos e ideológicos; toda está camada de temas nos absorbe. Nos distrae. EL ESCAMOTEO está en lo otro: VAMOS DIRECTAMENTE AL ENCUENTRO DE UN MILLON DE DESOCUPADOS. Tenemos deflación con inflación. UNICO CASO EN EL MUNDO. La vida sube -10,8% según la Dirección Nacional de Censos y Estadísticas- y cada vez consumimos menos; las ventas están retraídas. Nadie cobre en tiempo. A las once de la noche, centenares de muchachos jóvenes leen las páginas de avisos clasificados para buscar trabajo al día siguiente. Los jubilados han aprendido ya a vivir en un "estado de angustia eterno".

Y el ministro de Economía, mudo.

Ninguna explicación.

Ningún anuncio. Ninguna medida.

He ahí el ESCAMOTEO.

Se pueden dar cifras alucinantes. En los meses de enero y febrero, casi inmóviles desde el punto de vista comercial, se RECHAZARON 460.000 CHEQUES POR FALTA DE FONDOS, por un valor total de 13.000 millones de pesos. (En 1962 se devolvieron 3.040.000 por 95.000 millones de pesos.)

¿Conoce el Dr. Méndez Delfino este episodio?

En los primeros tres meses de 1963 -enero, febrero, marzo- se produjeron 470 quiebras, por 2.848 millones de pesos. (Los quebrantos en 1962 fueron 1.877, por 13.000 millones de pesos.) El producto bruto ha disminuido en 3,5%. Para alcanzar el equilibrio en función demográfica necesitábamos aumentar el 3%. Hemos descendido. 497.000 documentos fueron protestados en los últimos 300 días, por 20.000 millones pesos.

EE.UU. alcanza su máxima expresión de desocupación signado por el 5$. Nosotros, según estadísticas oficiales, en la zona industrial, ya llegamos al 13%.

El país-país, el que no vive DISTRAIDO, el que no tiene voz y a veces tampoco voto, más allá de los esquemas en que lo QUIEREN DIVIDIR, no habla en las esquinas de peronismo sí, o peronismo no; de los frentes o antifrentes; ni de colorados o azules; habla de esa ANGUSTIA DE NO TENER MAÑANA.

Pero el insensible MéNDEZ Delfino debe habitar mundillos de cristal.

¿Representa lo "colorado" o lo "azul" en lo económico?

Porque un día al señor Alvaro Alsogaray lo despidieron destempladamente, so pretexto que nos estaba empobreciendo. Que había que "cambiar de clima".

¿Méndez Delfino lo varió?

Es el cuento de la buena pipa. De nunca acabar.

Cuentan que hace algún tiempo, un general de la Nación, hoy ministro, preguntó: "¿Pero el país se ha fosilizado con los economistas? ¡En su escaparate siempre desfilan los mismos!".

Nada ocurre de casualidad.

En un país donde ningún plan se cumple hay, sí, un "PLAN MAXIMO" de RIGUROSA EJECUCION: EL DE DEVALUAR EL PAIS. El de quemar sus fuentes de trabajo. El de frenar su industrialización. El de desalentar. Y una fábrica que se incendia, tiene repuesto; pero un empresario sin salud moral, sin ganas de crear, significa miles de obreros sin tarea.

Por supuesto que el Dr. Méndez, que es hombre informado, no puede ignorar las circunstancias en que conduce al proceso económico, aunque no sea orteguiano.

Tampoco lo pueden desconocer quienes lo sustentan. Y que no son solamente los grupos exportadores.

Insistimos: nada ocurre de casualidad...

Y mientras revisamos las fronteras para que no se cuele el comunismo o cualquier otro extremismo que intente matar nuestro "estilo de vida", dentro, en las entrañas mismas, funciona está vieja línea económica, manejada por quienes viven el tiempo plácido de las "minorías selectas", aquella en que los calaveras tiraban un mozo del palco del cabaret de moda. Y NO PASABA NADA.

No ven.

No quieren ver.

Son suicidas.

Por supuesto que esperamos que quienes tienen la responsabilidad de conducir está etapa económico-social no hayan creído lo que acaba de escribir en "Le Fígaro" -en París- Max Olivier-Lecamp: "Todo el mundo -dice el periodista francés, realmente ASTUTO- habla de crisis económica, que no aparece con signos visibles en Buenos Aires sin mendigos, con restaurantes y bares repletos, mujeres elegantes y una circulación intensa de automóviles último modelo".

Roguemos que al menos Eustaquio Méndez Delfino no participe de este juicio.

Si fuera así, alcanzaríamos el millón de desocupados en tiempo récord.

("Es más que un crimen; es un error." Talleyrand, en 1804.)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr