Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Reportaje a los “fantasmas”, 27 de Mayo de 1963

DIARIO EL MUNDO - 27 DE MAYO DE 1963

REPORTAJE A LOS "FANTASMAS"

COMODORO RIVADAVIA.- Con rubor escribo. Visito por primera vez la Patagonia. Es decir, visito por primera vez "el otro país". El de la posibilidad frustrada. El del "slogan" tramposo: "tierra maldita". Por primera vez también, acaso, me acerco a la fuente misma de nuestra razón de "no ser". Desde aquí se da muerte a la Argentina soñada. Desde está riqueza subyacente, inexplotada, no por casualidad, sí por CAUSALIDAD. Aquí el tiempo se detuvo. Como el país. Solamente los "pioneros", los hombres-hombres, se atrevieron a llegar para construir con sus manos lo poco que hay hecho. El resto es alambrar y esperar. Nada es transformarnos en POTENCIA. Nada de ir al fondo del proceso, de escarbar nuestro subsuelo. ¡NO! Prohibido.

Vamos a un caso concreto: Río Turbio. Cuenca carbonífera. Un día se decide su puesta en marcha. Un día tarde. Como siempre. Pero se decide. Claro, el hombre lo primero que requiere para trabajar es techo. Se llama a licitación: 5.000 casas. ¿Recuerdan? Se adjudican. Entonces surge un fantasma. ¡IRREGULARIDADES! ¡Coima...! Debate, investigación, nuevo debate, nueva pesquisa. No discuto si hubo o no hechos anormales. Si estuvieron bien o mal adjudicadas las 5.000 casas. No sé. Lo que sí sé es que so pretexto de la "inmoralidad" en la licitación, RIO TURBIO ESTA DETENIDO. Frenado. ¿El objetivo eran las 5.000 casas y su anormal tramitación o el supremo fin era la no explotación de la cuenca? ¿No es esto tan inmoral como aquello, o más?

Aquí estamos, frente al paisaje desolado de está nueva trampa en nombre de la moral.

Seguimos. Claro, los países no mueren. A lo sumo, se demoran. Argentina vive demorada, adrede, desde más allá de 1910, aunque los políticos solo se detengan en el plano de 1930 (militares fuera del cuartel azuzados por civiles) y otros elijan fechas de crisis que convienen a sus intereses o ideologías.

Seguimos. Por Comodoro ya pasó el "boom económico". Pocos rastros. Todo ha vuelto a foja cero. Los pozos se van tapando. El país consume menos. No hay, además, capacidad de almacenaje. La gente de Y.P.F. tiene más coraje que posibilidad. Manejan viejos esquemas, ya antieconómicos; se considera que un pozo que no produce más de 5 metros cúbicos diarios es deficitario. Aquí la mayoría no supera los 3 metros cúbicos por día. Los norteamericanos levantaron sus "tiendas" y se llevaron su presunto "impacto". Por Pico Truncado vemos cómo el "oro negro" desciende de laderas y se pierde sin sentido, porque casi todos han bajado la guardia. No tenemos una política agresiva comercial en materia de exportación, no hay almacenaje y entonces, el cementerio. Morir.

Mientras, allá en Buenos Aires 5 millones de porteños argentinos viven entrampados creyendo que ellos resolverán algún problema. Discutiendo aun si hay que denunciar los convenios de petróleo, renegociarlos, si hay que hacerlo con Y.P.F. o admitir empresas foráneas; si el decreto limitativo de la Unión Popular es realmente un himno al derecho o un escalón más del pretendido "Estado de Necesidad"; si tenemos o no que planificar nuestra Economía; si ahora que Raúl Prebisch lo dijo debemos o no ir al Consejo Económico Social -que la CGE reclamó en hora y tiempo y forma-; o si el almirante Rojas debe merecer suerte dura para la responsabilidad que asumió o debe ser recluido en la tibieza del hogar, mientras el Consejo Supremo se expide y condena. O no. O tener detenido a Enrique de Vedia por denunciar una supuesta conspiración y liberar al que participó de un complot armado.

A 8 grados bajo cero, en la media noche comodorense, Luis Acuña, capataz en los talleres de Y.P.F., nos explica que lleva 33 años aquí. Que en "la Capital no saben nada" y que la "Patagonia es tierra bendita, miserablemente olvidada siempre, siempre, siempre..."

Y más allá, a las 7 de la mañana, pisando escarcha, 200 obreros de uniforme flamante, en el km. 2 de la ruta nacional Nº26, se dirigen a la milagrosa fábrica levantada en 10 meses por una firma italiana para construir caños de hormigón del sistema Sentab, de origen sueco, de 5 metros de longitud y diámetro de 900 mm para el acueducto que abastecerá de agua a Comodoro Rivadavia, la del "boom económico", donde su gente -72.000 habitantes- en muchos sectores recorre kilómetros para conseguir un balde de agua, como en la época en que José Fuchs descubrió el petróleo hace más de 50 años. Nada pasó desde entonces. Todo intento de transformación fue fusilado. Bajo cualquier pretexto.

Tenemos diálogo con el ingeniero-jefe, Antonio Vagnozzi, que hace un año y medio llegó de Italia para esta tarea.

-Le daremos agua a Comodoro Rivadavia. Esto que usted ve lo levantamos en 10 meses. Aquí no había nada. Era un desierto. Instalamos la usina, y en su torno, viviendas y esta armazón. Es la fábrica más grande del mundo de caños de hormigón.

-¿Es una radicación ya aprobada?

-Del todo, no (sonriendo). Usted sabe: cambian tanto los ministros de Economía, que resolvimos directamente empezar a trabajar y no esperar las resoluciones definitivas. Si no, el acueducto no existirá y usted seguirá viendo "bambini" en las frías mañanas recorriendo cuadras y cuadras para conseguir un poco de agua...

Todo así, hecho "a la fuerza". Contra los "fantasmas". Contra los ayeres. Contra el "monstruo porteño". Contra una burocracia que es dueña eterna del expedienteo. Donde un tribunal de Cuentas le exige al presidente de Agua y Energía, que maneja un presupuesto anual de once mil millones de pesos, explique por qué faltan "dos pinceles" de tal repartición. (Nota cursada hace 72 horas y que ha dejado perplejo a su destinatario).

El país está detenido aquí, no allí. Esta es su máxima profundidad. Su caladura honda.

A todo llegamos con retraso. Cuando desarrollemos nuestra vida petrolera, en el mundo habitará el uranio.

Todo es tardío. Como tardía resultó la difusión del Reportaje a la ilusión Nº15 -publicado por mí hace 9 días, cuando la imagen del general Osiris Villegas estaba agrandada por la dimensión espiritual del radiograma Nº 15 y no por la corteza terrestre del decreto de limitaciones-.

Así también, Argentina pierde horas de sus días más valiosos porque una especie de gangrena paralizante la tiene inmovilizada.

Aquí se ve. Se palpa.

Y ésta es la angustia reflexiva que nos envuelve cuando recorremos los "chilotes" -Villas Miseria humanamente cuantiosas-, donde la gente vive sin cama, sin luz, sin agua; allí donde la riqueza argentina duerme su peor sueño: el de la esterilidad gratuita, inmoralmente provocada.

Y pienso que esos fantasmas que han manejado la llave de nuestra mejor economía no tuvieron imaginación, o si la tuvieron y obraron entonces con premeditación y alevosía, produciendo nuestra frustración en el instante mismo en que los PAISES JOVENES o SON O NO SON no están tras las rejas de las cárceles duras.

A lo mejor tienen estatuas públicas.

Y si no eso, tienen IMPUNIDAD.

Y aun desde sus tumbas, que no terminamos de cerrar nunca, MANDAN.

("La mayor miseria de la miseria es que los miserables no se den cuenta de ella. ¡Tan natural les parece!" JACINTO BENAVENTE)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr