Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Reportaje a un “montón de gente”, 6 de Julio de 1963

DIARIO EL MUNDO - 6 DE JULIO DE 1963

REPORTAJE A UN "MONTON DE GENTE"

DOS amigos se encuentra en una reunión social y se entabla este diálogo:

-¿Sabés qué diferencia hay entre un loco y un histérico?...

-No.

-En que al loco le preguntan cuánto es dos más dos y él contesta cinco; en cambio, al histérico le preguntan cuánto es dos más dos y responde: CUATRO...¡PERO NO LO PUEDO AGUANTAR!...

Nosotros estamos igual. Nos pasa lo que nos pasa, a 24 horas de "cuarto oscuro", porque los que conducen el proceso saben que dos más dos suman cuatro, pero tampoco lo pueden resistir. Es decir, saben que el peronismo existe, lo quieren incorporar a la vida nacional, y luego de ponerse a la tarea, se dan cuenta de que NO AGUANTAN ESA PRESENCIA. De ahí las marchas y contramarchas. Los decretos inconcebibles que amenazan arrasar con nuestra vida jurídica toda, si no fuera irrompible como ha demostrado serlo. Si no hubiera jueces-jueces. Pero la verdad siempre está ahí. Quieren el peronismo viviendo en democracia, pero en "cómodas cuotas". Y resulta que cuando advierten que es masivo, entonces recogen la vela e intentan desandar el camino andado.

En esa CONTRADICCION VIVIMOS.

La historia breve es ésta: "Rolo" Martínez, siendo ministro, se dio cuenta que esto era así. E intentó el camino intermedio: pacto de caballeros con los dirigentes justicialistas. Entrarían en un Frente. Grande, querían las Fuerzas Armadas. Es decir, con la UCRP dentro. Chico resultó, porque la UCRP no quiso trasponer ese umbral. Dentro del Frente, el justicialismo se autolimitaba; es decir, ni candidato a presidente ni a vice, ni a gobernadores en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Entre Ríos. Senadores nacionales, hasta 15. Diputados nacionales, los que obtuvieran dentro del régimen proporcional y el resto, libre.

Concluyó su gestión el Dr. Martínez. Nunca definitivamente la causa cierta de su dimisión.

Quienes lo sucedieron no modificaron sustancialmente el plan. Tanto el general Rauch como el general Osiris Villegas reconocieron la existencia de ese "vasto sector de la vida nacional" (comunicado 150), pero cambiaron las condiciones y apareció después el famoso decreto de limitaciones: amén de no presidente y vice, ningún gobernador, y determinada cantidad de senadores.

Hubo encrespamientos. Pero al fin, se admitió. De ahí en más, sucedieron las imprevisiones. El Frente se vio jaqueado por trabas legales que culminaron en la impugnación de listas si encontraban un solo elector peronistas caracterizado con otro rótulo. Así se llegó a trece distritos afectados. A su turno, el Justicialismo comenzó a reclamar para sí candidaturas de gobernadores dentro del Frente. Es decir, como el "pacto de caballeros" estaba roto, él también se desvinculaba del compromiso. Más tensión. Desemboque: abstención. Que hubo "arriba" animus bellicus lo prueba un hecho: tras el "voto en blanco", el gobierno salió con dos aclaraciones sobre decretos negros. Era tarde.

Es simple: la metáfora que aquí podría emplearse es la de comparar la trampera con el ratón. Es decir, usted coloca una trampera y un trozo de queso en un rincón determinado de la habitación y espera que el ratón caiga ahí. Pero no se pasa el día con la trampera en la mano persiguiendo al ratón primero, porque jamás dará con él. Segundo, porque el ratón, fatigado, terminará por introducirse en su cueva y la trampa no habrá servido de nada. Después, hay que hacer acción psicológica para que salga.

En eso estamos...

Los decretos y sus remiendos fueron la trampera. El Frente, el ratón.

Y si todo esto sería simbólico, puramente, si no ocurriera que la mayoría de lo que se llama Justicialismo fuera, a la vez, el conjunto "social conocido como "clase trabajadora". Es decir, que al día siguiente de sentarse Illia o Aramburu, Palacios u Horacio Sueldo, Orgaz o Alende, en la Casa de Gobierno, esa "clase trabajadora" será convocada para hacer el país nuevo. Para la construcción. Y si no participó de los COMICIOS ¿participará convencidamente del trabajo? Y sin ella, ¿se podrá forjar nuestro destino nacional y salir de este oscuro envejecimiento en que vivimos?

Al aislarlos, ¿no los entregamos al comunismo que decimos combatir?

Onganía. McLoughlin, Repetto, Osiris Villegas, Kolungia, saben que sí.

Los jóvenes coroneles que deberían custodiar las urnas saben que sí.

Saben que es mentira que estemos ante la antinomia peronismo-antiperonismo.

Saben, en cambio, que estamos ante la posibilidad definitiva de rompernos en pedazos como país. Que por un milagro no lo estamos ya.

Y saben que la ELECCION ES DRAMATICAMENTE ESENCIAL PARA LA REPUBLICA QUE QUIERE SALIR DE SU DESVENTURA PERMANENTEMENTE.

Pero una elección con todos, lo más legítima posible.

Si no, ocurrirá lo que dijo, conmovedoramente, Horacio Sueldo cerrando la campaña: "No tendremos una Nación. Seremos un montón de gente sobre un pedazo de tierra desolada."

Y en eso, casi estamos...

("SIN AUTORIDAD GUBERNATIVA NO QUEDA EN PIE NI CASA, NI CIUDAD, NI NACION..." Cicerón, mucho antes del 7 de julio de 1963.)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr