Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
“Siento ruido de motores”, 25 de Agosto de 1963

DIARIO EL MUNDO - 25 DE AGOSTO DE 1963

"SIENTO RUIDO DE MOTORES"

SANTIAGO de Chile (Especial para EL MUNDO). - En el espacioso y bullicioso Hotel Carreras, afiebrados empresarios argentinos pedían despachos privados, cables, llamadas telefónicas, informes sobre empresas chilenas, estudios de mercado y algún "pisco" (bebida nacional) para quebrar la monotonía de tanto quehacer. De pronto, se reúnen en grupos y dialogan intensamente. Llega el señor Carlos Larrain T. (presidente de la comisión chilena organizadora) y los observa detenidamente. Luego dice en alta voz:

-Estos viajes ayudan. La primera parte de la complementación se logró; los argentinos ya conocen a los argentinos...

Y es así no más. Totalmente así. Recién ahora y aquí se tratan, se ven con frecuencia, cambian ideas. Vivían en celdas. Incomunicados. Propio de un país con facciones. Al contagioso ministro Gottheil se debe el 90% de este episodio. Los unifica y los promueve. Cuando se inició este peregrinaje a Chile se anotaron 62 empresarios. Hay 115 ahora, y para hoy se anuncian otros arribos.

El tema envolvente, apasionante con disimulados disturbios, con movilización de influencias y con visitas a embajadores (el norteamericano, por ejemplo) lo da el rubro automotores. La reciente complementación chileno-argentina ha provocado alegrías y desasosiegos entre nuestros fabricantes de automotores. Ocurre que Chile renuncia a tener industria automotriz. Perfecto. Pero quiere que se le acuerde una participación tecnológica en el armado y montaje. Integrarse con piezas y partes. Se calcula que sólo habrá lugar para cuatro firmas argentinas; para el resto la plaza no existirá. Es un mercado, el chileno, para colocar 6.000 coches anuales. No más. Citröen y Fiat tienen casi asegurada su presencia. ¿Cuáles serán las otras dos? Ha ahí la puja tremenda. La plana mayor de Kaiser arribó apresurada e imprevistamente. Ford y Chrysler se mueven con sutil habilidad y con un vigor que se transmite. El ingeniero Speroni, de Peugeot, mantiene sonrisa y calma, pero actúa sin intervalos.

Chile deberá sacrificar la mayoría de sus 23 plantas de montaje en Arica. Esto ha motivado hasta un escándalo da orden político en el Senado.

Cuando escribo estas líneas en la medianoche chilena, el ruido de motores alcanza su máxima expresión.

Puede transformarse en un problema agudo. Puede quebrar la paz de la misión argentina. Y puede, todo, terminar en una gran frustración.

En cambio, no fracasan quienes llegaron representando la maquinaria agrícola. Aquí no se fabrica. Ni hay aún idea de complementación. En consecuencia, Argentina vende. El alto, elegante y siempre bien puesto Jaime Clusellas (Rycsa) se frota las manos. Ha actuado con inteligencia y celeridad. Ha colocado cosechadoras de maíz (aquí puede ubicarse un volumen de 150 máquinas por un total de más de 200 millones de pesos) y conquistado así otro mercado con este invento argentino. Invento, sí; argentino, sí. En 1930 Miguel Drueta diseñó la primera en el mundo. En 1936 ideó la plataforma girasolera. Y en 1951, a pedido del gobierno argentino, que tenía una excesiva cosecha, construyó la plataforma girasolera. Drueta, con sus fuertes 70 años, aún hoy diseña para la empresa del feliz Clusellas.

Este es a grandes rasgos el panorama. Todos sabemos ahora que hay que "exportar para vivir". Y no solo productos tradicionales.

Sorprendidos empresario argentinos, en la alta noche cordillerana admiten que se ha operado en ellos una "revolución mental".

El sencillo, afable e inteligente embajador argentino, "Canoro" Costa Méndez, les dice a algunos de ellos: "Somos gerentes de Uds. aquí..."

Aunque no lo sepan, están construyendo un mundo mejor.

Inclusive a través de las cajas registradoras...

Ya es madrugada; en el cuartel general de los ejecutivos de automotores la conversación se transformó en temperamental discrepancia.

El conserje me promete despertarme, si pasa algo...

No pasará nada.

El único animal que comercia es el hombre.

Todo es útil. Aprenden.

Poco a poco todo cesa. En 70 dormitorios del Carreras se acunan los sueños de los creadores de trabajo y de riqueza. O su insomnio de cuentas...

("Todos los hombres, durante el curso de tantos siglos, pueden ser considerados como un mismo hombre que subsiste siempre y que siempre está aprendiendo..." PASCAL)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr