Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Exclusivo para gente nueva, 29 de Septiembre de 1963

DIARIO EL MUNDO - 29 DE SEPTIEMBRE DE 1963

EXCLUSIVO PARA GENTE NUEVA

MONTEVIDEO (Especial). - 398 empresarios de los nueve países de "La ZONA" y dos mujeres empresarias se reunieron y dialogaron, durante 70 horas, en los últimos 5 días, para conocerse, comprenderse, "jugar a la verdad" y popularizar la hasta ahora intelectualizada y burocrática abreviatura de ALALC, es decir, Asociación Latinoamericana de Libre Comercio. Como en todas las convenciones, desde que el mundo es mundo, al margen de las ponencias, consultas y creaciones, se contaron chistes. Y el chiste Nº1 en el ranking tiene este tenor.

En una avenida de México entra un coche a velocidad excesiva y choca contra otro muy prudente. El conductor víctima desciende, pleno de ira, pero el otro lo ataja a tiempo:

-Yo tengo la culpa. No se preocupe. Ocurre que no veía, por el trastorno de mi úlcera. Estoy bajo los efectos de un ataque. Yo pagaré todo. Pero sentémonos a tomar un vaso de leche, porque no puedo más.

Atracaron los autos y se sentaron en un bar próximo. El culpable manejó su monólogo así:

-Camarero: Un vaso de leche para mí y un whisky para el señor. Le repito que no se preocupe. Tengo un taller amigo. Ahí le haré arreglar el coche. ¡Camarero!: Otro vaso de leche para mí y otro de whisky para el señor. ¡Esta úlcera...! Como su automóvil es negro, no habrá problemas. Ni se notará la abolladura. ¡Qué mal me sentía! ¡Camarero!: Otro vaso de leche para mí y otro whisky para el señor. En todo caso, le prestaré un automóvil mientras dure la reparación. No quiero que Ud. tenga problemas... Otro vaso de leche para mí y otro whisky para el señor...

Y cuando terminaron el cuarto vaso de leche y el cuarto de whisky, el conductor culpable dice:

-¿Y qué le parece si ahora llamo a la policía y nos hacemos un examen de contenido alcohólico en la sangre...?

La anécdota tiene su aplicación en el trajín que aquí se vivió. Para que ALALC sea una realidad había que hablar sin "trampas". Sin tantas conversaciones sin contenido. Sin promesas incumplibles. Sin espíritu de "ventaja". LA VENTAJA SERA PARA TODOS. 80 millones de seres humanos que habitan este lado de América CARECEN DE Poder de CONSUMO. No se trata de achicar mercados; de pensar qué país suprime determinada industria por antieconómica. Sino económicos complementarios más y mejor para irradiar bienestar y abrigar a los 80 millones de almas que no alcanzan ni a los 100 misérrimos dólares anuales per cápita. Si abaratamos precio; si damos trabajo; para no medir empresarios por millones de pesos, sino por salarios que pagan.

Esta idea prendió de tal modo (eran casi todos jóvenes los aquí reunidos) que bastó que Orlando D´Adamo –una de las figuras más serias y estudiosas de Argentina en materia de técnica económica- abriera la boca y propiciara un ente permanente, para que por unanimidad se constituyera la Asociación Latinoamericana de Empresarios, que será el instrumento promocional de la integración económica regional al nivel empresario y el encargado de preparar los trabajos de las futuras convenciones. Este bloque, además, se preparará al revolucionario Congreso Mundial que presidirá Raúl Prebisch. Se asegura que esta Conferencia Mundial del Comercio y Desarrollo que organiza las Naciones Unidas para marzo de 1964, revisará todas las mentalidades obsoletas que aún existen.

Aquí no hay otro camino que salir de encierros y de individualidades. El presidente de la Delegación Brasileña me dijo: "No hay otra alternativa que la Zona de Libre Comercio. El industrial que no se adapte a la nueva estructura, está llamado a desaparecer". Le preguntó:

SEÑOR MARTINS: ¿Hay en Brasil muchos industriales que se oponen a ALALC?

PABLO MARTINS: (38 años): Pequeños grupos reacios de integración. Se dividen en dos: los que no entienden el sistema o la idea y los que ENTENDIENDOLA DEMASIADO PREFIEREN SEGUIR SIENDO PROTEGIDOS.

Más allá, damos con el titular de la misión mexicana. Guillermo Nasser Quiñones, tiene 39 años y es Director General de Compensación Internacional. Tiene mirada agresiva. Es todo México, vibrando. Cuando alguien te insinúa que "hay industrias que pueden perecer", responde:

-Pensar así es una locura. Ampliar, no perecer. ¿Ud. ha visto que los tiburones se almuercen entre sí?

Y Nasser Quiñones tiene razón. Basta recordar que, a comienzos de este siglo, en AMERICA LATINA HABIA 65 MILLONES DE HABITANTES Y CRECIA A RAZON DEL 1,8 POR CIENTO ANUAL. HOY SOMOS 220 MILLONES DE SERES MULTIPLICANDONOS A UNA TASA ANUAL DE 2,9 POR CIENTO. México exportó en 1961 por 4 millones de dólares; en 1962 por 16 millones de dólares, y ahora, por 40 millones de dólares. Argentina exportó en 1962 por valor de 142 millones de dólares e importó por 100 millones; en los primeros 7 meses de 1963, Argentina exportó ya por 180 millones de dólares e importó por 92 millones.

Además tenemos un espejo: Europa. También hubo dificultades al comienzo. Reticencias. Resistencias. Comunicados. Declaraciones ofensivas. Viejas estructuras tambaleándose y aferrándose a una vida que no les pertenece. Pero Italia coloca ahora 100 millones de dólares solamente en zapatos. Lo que ocurre es que si hace cierto este intento, todo cambiará de mano. Lo agro-importador no fallecerá ni nadie lo desea; pero vivirá en complementación y trasladará de mano su poder político. Si Argentina tuviera ya mismo una élite dirigente, lo comprendería sin necesidad de "asistir a ninguna clase especial". De este tema, sin ambages, hablamos con Julio Pueyrredón Saavedra Lamas (45 años, abogado, casado, 4 hijos, dos varones y dos mujeres, profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho, titular del Banco Popular Argentino y presidente de la Rural de Bs. As.).

PUEYRREDON: Yo no fui un heredero, sino un sucesor de mi padre. Aquí se trata de adivinar el "otro mundo", en el que vivirán nuestros hijos y que está casi encima nuestro. Por eso propuse que la ALALC asumiera la representación de los nueve países zonales en negociación directa con el Mercado Común Europeo, el Commonwealth británico y los EE. UU. Representamos a doscientos millones de consumidores, así como a la producción más variada del mundo...

Este es el clima: el presidente de la delegación uruguaya, Angel Mario Scelza (36 años) nos asegura que los alemanes enviaron observadores y que uno le dijo, tras asistir a tres reuniones: "Esto marcha más rápido que cuando nosotros iniciamos el Mercado Común Europeo. A Uds. no los para nadie...".

Guste o no, esta Convención funcionó. Empresarios sensibilizados, ya están unidos. Acaso Ildefonso Recalde –que promovió aquí una vez el ya famoso Consejo Económico Social como fórmula ideal- sea el presidente de esta Asociación Latinoamericana de Empresarios, Buenos Aires, en el verano, los verá actuando para prepararse para Ginebra.

De todo esto hablamos, frente a una taza de café, con José Alberto Solá, secretario ejecutivo de la ALALC, argentino desconocido en su país, dúctil, de la escuela del "nuevo Prebisch", que maneja el tema con tanto conocimiento como atracción. Lo siente y lo sabe.

SOLA: Hay un futuro excepcional. Recién estamos arañando las listas de productos. Hay que homogeneizar la legislación. Crear la infraestructura. No olvidar que América lo vende a EE. UU., por 80 millones de dólares y le compra por 300 millones. Dar acceso a otros mercados.

Los empresarios, con su sentido práctico, ya "están en la cosa". Esta Convención popularizó ALALC. Si la burocracia le da entrada a los industriales en la futura composición de un cuadro clínico real, pronto se notarán los resultados. Porque no habrá aberraciones tarifarias, como, por ejemplo, la última que registra nuestro régimen de la aduana (y es a título de mera anécdota, pero marca profundidades): si Ud. ingresa a la Argentina un elefante para el Zoológico paga el 10%; si el elefante tiene habilidades circenses, paga el 1808 por ciento de recargo.

Una tarifa aduanera de Tía Vicenta... ¿O no?

Y no es el elefante el que nos preocupa. Otras enormidades, sin colmillos, figuran en la tarifa. 100% de recargo al azufre, que acrece todos los costos industriales.

Hombres prácticos, que van formándose una conciencia de su auténtica función dirigente, se reunieron aquí. Revelaron haber dejado de ser simples "viajantes de comercio".

Mejor, para 200 millones de consumidores.

Peor para los extremismos... y los caducos.

("El medio mejor para ganar mucho es no querer ganar demasiado y saber perder a tiempo..." PEREZ GALDOS)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr