Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Reportaje a la calumnia, 20 de Octubre de 1963

DIARIO EL MUNDO - 20 DE OCTUBRE DE 1963

REPORTAJE A LA CALUMNIA

CUANDO Joseph Goebbels difundió el famoso "slogan": "Calumnia, calumnia, que de la calumnia siempre algo queda...", jamás pensó que muchos fervorosos antinazis, tiempo después, en nombre de la "democracia y la libertad" iban a utilizar, desaprensivamente, su impiadosa exhortación. Está de moda, entre nosotros, etiquetar, calumniar, difamar, mentir y retractarse. Es una suerte de "negocio". Un juego. En los últimos dos meses se han producido casos de notoriedad pública. Omitimos incluir en este recuento la lista de detenidos so pretexto de ser "leninistas-marxistas-frigeristas", o de "delincuentes económicos", de los cuales jamás se sabrá si la calificación fue cierta o calumniosa, porque ni fueron investigados ni la probanza de tales condiciones se difundió. Pero, por encima de cárceles y psiquis deterioradas ¿quién los reencuentra con la reputación averiada? ¿Quién los salva de la imaginación popular? Son inútiles SOLICITADAS Y JUECES; totalmente estériles. Como cantan en "EL barbero de Sevilla": "La calumnia e un venticello/ leggermente, dolcemente/ incomincia a susurrar...".

Hay una "ola de mal". De pronto, una campaña psicológica trata de probarnos que "NADA SIRVE". QUE SOMOS INMORALES, INEPTOS. QUE TODO ESTA MAL. Y QUE EL ESCAPISMO (valijas, dólares) es el gran paso.

Al servicio de este estúpido cometido -SOMOS TODOS ACCIONISTAS DEL PAIS. Y DENIGRARLO ES DENIGRARSE- se ubican los que levantan calumnia y los que se dejan transitar por ella.

Lo tremendo es que basta una simple retractación: "Me equivoqué". "Estuve mal informado"; "No quise decir lo que dije", para que la "causa" marche hacia el ocaso del archivo.

En julio de 1963, Ricardo Bassi, hoy senador nacional, en pública y difundida declaración hizo mención de nombres conocidos y los ubicó –en tono interrogativo en algunos casos y en otros no- en posiciones equívocas. Dos de los alcanzados por las imputaciones fueron el coronel Alcides López Aufranc –militar que honra al país- y el capitán de navío Juan Carlos Argerich, entonces subsecretario de Marina. De López Aufranc narró una supuesta entrevista "en un departamento del Barrio Norte, con Victorio Codevilla, para, en nombre de los coroneles, firmar un pacto de no agresión entra el comunismo y el gobierno". En cuanto a Argerich, basta leer un párrafo de la carta respuesta: "El señor Ricardo Bassi –le decía entonces Argerich al contraalmirante Kolungia- recurre a ese tipo de difamación encubierta con claro afán sensacionalista y no vacila, sin conocerme, en endilgarme una suerte de relación con el señor Rogelio Frigerio, a quien no conozco y con quien, desde luego, JAMAS CAMBIE UNA SOLA PALABRA EN MI VIDA". Obsérvese este detalle: LOPEZ AUFRANC JAMAS CONOCIO A VICTORIO CODEVILLA; ARGERICH NUNCA TRATO A ROGELIO FRIGERIO. ¿COMO TERMINO ESTA CALUMNIA? Muy simple: los dos señores militares enviaron padrinos al doctor Bassi. Horas después, en actas, Bassi reconocía: "la caballerosidad de procederes del capitán Argerich y no había tenido intención de ofenderlo, y que su propósito fue promover "la reacción del gobierno para dejar perfectamente esclarecida la situación de distinguidos oficiales de la Marina". 2) Que "el doctor Bassi manifestó, espontánea y caballerosamente, que ni en documento auténtico, ni tampoco en la publicación mencionada, estuvo en su ánimo ofender o herir la dignidad del coronel López Aufranc". Y COLORIN COLORADO. Se habían vendido un millón de ejemplares con la acusación. Tenía estado público. Concluyó en diez líneas de retractación. Especie de loa a la impunidad.

Tiempo más tarde, don Emérito González –de cuya pasión argentina no tengo por qué dudar- enjuicia públicamente a Alejandro Barraza, secretario general de la presidencia de la Nación. ¿ACUSACION? Haber tramitado –fuera de sus límites funcionales- el decreto de la venta de Petroquímica a Pérez Companc. Quien realiza gestión más allá de su frontera está siempre SOSPECHADO. Más cuando se afirma "que está interesado en el expediente". Alejandro Norberto Barraza con cuarenta y cuatro años de actuación en el Senado, donde fue, sucesivamente, supernumerario, ascensorista, ordenanza y auxiliar, se presenta a la Justicia y entabla querella. Asegura que jamás conoció a Pérez Companc; "NUNCA ME SOLICITO AUDIENCIA –agrega-, NI PISO MI DESPACHO, NI LO VI EN LUGAR ALGUNO EN MI VIDA". Pocos días después, el juez en lo Correccional, doctor Grosso Soto, resuelve: "TENER POR RETRACTADO AL QUERELLADO Y SOBRESEER DEFINITIVAMENTE EN LA CAUSA". Barraz, no satisfecho, afectado, APELO ANTE LA CAMARA DEL CRIMEN.

Todo simple. El juez se ajustó al Código de "DELITOS CONTRA EL HONOR": basta retractarse.

Pero podemos seguir: una fámula, de dudosa vida, afirma un día que " en un chalet de Lolita Torres se oficiaban "fiestas negras" (todo vinculado al caso Vecchio). Se difunde tal información. La señora LOLITA TORRES, impunemente mezclada en tan oscuro episodio, demuestra que jamás tuvo chalet, ni allí ni en ninguna parte. TIENE QUE GRITARLO, CASI. ¿Quién la rescata de la salpicadura cruel?

Hace pocos días, una información, algo neblinosa, ubica a la inteligente y seria Nélida Balsgorria en trance de contraer matrimonio con el soltero vicepresidente de la Nación Carlos Perette. Se llega a dar hasta los detalles, fecha e iglesia. Aparentemente, la versión no encierra ultraje, ni "desacredita". Pero cuando dos personas tienen tan clara "vitrina pública", endilgar un casamiento no cierto en ámbito político –puede enraizar otras vivencias perturbadoras y deja siempre un resquicio de introducción "non sancta" en intimidades, hasta producir la consiguiente lesión.

Claro que frente a todo esto, si usted pretende ir más allá de la mera retractación, se alza el CIELO y el celo de "LA LIBERTAD DE EXPRESION". Pero LIBERTAD es RESPONSABILIDAD.

De otro modo, hacemos las veces de GOEBBELS ("CALUMNIA"), AL MISMO TIEMPO QUE REPUDIAMOS A GOEBBELS.

Contrapunto éste bastante practicado en la vida argentina por no pocos Catones, "dueños de la moral", "padres de la verdad".

("El hombre: un milímetro por encima del mono, cuando no un centímetro por debajo del cerdo..." PIO BAROJA)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr