Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ARCHIVO - REPORTAJES AL PAIS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Reportaje a los dos “5 juntitos”, 30 de Octubre de 1963

DIARIO EL MUNDO - 30 DE OCTUBRE DE 1963

REPORTAJE A LOS DOS "5 JUNTITOS"

En la noche de su "último domingo 1963" –el humor pensado también conduce al "surmenage"-, Tato Bores gesticulaba ante dos cámaras de televisión y decía, como al pasar:

-Los semáforos traen mala suerte. Nunca me voy a olvidar que el año pasado pusieron los semáforos y depusieron a Frondizi. A propósito: mañana cumple años don Arturo. Lo cortés no quita lo valiente: que se mejore y que los cumpla muy felices.

Y efectivamente: el lunes, tendido en la blanca cama de un cuarto del Sanatorio Anchorena, cumplía 55 años –los dos 5 juntitos, según penetrante publicidad- y recibía a 200 personas, más flores, más botellas de whisky. Uno de sus visitantes, un general de la Nación, llegaba con una versión de muy fidedigna fuente: "Se están fraguando documentos para hacer aparecer a Frondizi como percibiendo comisión por los contratos petroleros. Una falsificación de ". Los íntimos del ex presidente disuadieron al entorchado de que efectuara tal comunicación al aún no repuesto paciente, y menos en el día de su aniversario.

Cuando ya la tarde apagaba sus luces, alguien se sintió tentado y comentó, al oído de A.F., la "primicia". Ni se inmutó. Sonrió con tristeza, se acurrucó sobre la almohada y pasó a descansar.

A esa misma hora, a 7 cuadras de allí, la atildada figura del embajador de S.M. Británica estrechaba la dura y rocosa mano de Eustaquio Tolosa (portuario), de Allan Díaz (telefónico) y de Eduardo Arrausi (viajante de comercio), tres de los cuatro dirigentes gremiales que, especialmente invitados, visitarán a Londres a partir de sábado para estudiar la organización sindical de la tierra de Bevan. La residencia diplomática estaba colmada de sindicalistas, que dialogaban con los muy correctos y finos funcionarios ingleses.

Era un retrato vivo de un tiempo cambiante. Otros hombres, otras estructuras sociales, "otro estilo de vida", compartiendo el "cocktail", bajo la mirada severa de los fundadores del imperio inglés, incrustados en los altos cuadros que adornan los ambientes de la embajada.

El dueño de casa, Humphrey Middleton, aparecía totalmente cómodo en ese clímax. Y nos explicaba que esta comunicación entre "líderes gremiales argentinos e ingleses" estaba considerada, en su país, de "fundamental importancia". El año pasado habían sido invitados dirigentes políticos: Zavala Ortiz, Horacio Thedy, Manuel Ordóñez, Julio César Cueto Rúa. Ahora, el "otro país".

A diez minutos de allí, serios y preocupados empresarios se sentaban en torno del Dr. Remo Entelman (abogado, 40 años, presidente y director, a la vez de varias empresas, profesor de Introducción al Derecho, casado, 3 hijos varones) para cenar y escuchar un breve discurso sobre el tema: "Los empresarios y los abogados". Allí estaban, entre otros, "Rolo" Martínez, ex ministro del Interior; David Blejer, ex titular de Trabajo; José Gelbard; Miguel Podolsky; Jaime Perriaux; Víctor Madanes; Joaquín Roel; José Domingo Shaw. Entelman probó dos cosas: la interrelación que existe entre el empresario y el Derecho, y la falta de coherencia ideológica con que el empresario elige "el abogado" que sirva coherentemente al "desarrollo económico". Es decir, que tenga su misma filosofía.

La traducción sería esta: Los empresarios no cuentan con vehículo de expresión propia. Inclusive, avisan en medios desde donde se los ataca. Buscan apiñarse en estudios jurídicos prestigiosos, pero de raíz agro-importadora. Contrario a sus propios intereses y, en fin, alquilan gentes que terminan siendo sus secuestradores. En una palabra: no saben hacerse representar.

La réplica llegó pronto: admitiendo el déficit enumerado, José Gelbard planteó el interrogante: ¿POR QUE TANTOS ABOGADOS ACTUAN EN EL CAMPO EMPRESARIO? ¿POR QUE SE TRANSFORMAN EN MANAGERS Y NO SIGUEN SU LINEA PREOFESIONAL? Recordó, al efecto, estadísticas de un trabajo reciente del sociólogo Imaz; el primer ministro de Agricultura que no tuvo título de abogado fue HOGAN: era escribano. Y acotó:

-Hubo un gabinete integrado totalmente por abogados. Salvo el ministro militar...

"ROLO" MARTINEZ (en chanza): ¡AHI ESTUVO EL ERROR...!

A partir de entonces, la tertulia tuvo cierta agresividad atmosférica, David Blejer defendió la tesis del abogado-empresario: "El hombre de Derecho tiene una formación social innegable. ¿Lo inhabilita ello para ser empresario? No. Lo enriquece."

"Rolo" Martínez explicó el proceso de formación de nuestros dirigentes: En los albores de la Nación surgían del "clero" o del ejército. En 1791 se fundó la Facultad de Derecho en Córdoba, y de ahí arranca la presencia orgánica de los abogados en la conducción del país. Clero, ejército, abogados, fueron la trilogía, casi eterna solo alterada ahora por la aparición de los "doctores en ciencias económicas". "De cualquier modo –agregó en su tonada cordobesa tan característica-, no puede haber sociedad sin ordenación jurídica: los abogados serán siempre los más útiles. Tiene que darle forma a la visión o a la intuición y, además, por ejemplo, cuando un militar desenvaina su espada y produce una destitución, tienen después que venir los abogados a para que el militar pueda volver a envainar su espada...". Miguel Podolsky señaló que los empresarios tiene que delegar en otros, que a veces son abogados, tareas vitales, porque "se carece de tiempo, ya que la empresa ocupa y preocupa. Creo que hacemos mal en transferir. Pero es lo que hacemos...". Gelbard anotó que cuando los "empresarios están muy sumidos en sus negocios y desatienden el exterior, lo gremial, lo representativo, en un cuarto de hora un economista desde el PODER termina con la empresa con una simple medida de devaluación o creando el paralelo u obligando a las empresas a rendirse impositivamente". Con lo cual, 40 años de trabajo claro, limpio, en el mostrador fallecen en un día. José Domingo Shaw formuló entonces el interrogante sutil: "¿Por qué el <5%> mental del que hablaba Guido no se equivoca jamás cuando elige sus abogados? ¿Por qué nosotros sí?".

La pregunta quedó bailando un minué en el altiplano de la madrugada, mientras insomnes empresarios se esparcían por la solitaria ciudad. Frondizi dormía sus primeros 55 años –20.075 noches, ¡y qué noches!- y el embajador inglés despedía en la puerta de calle a Eustaquio Tolosa y sus portuarios...

¡Qué tiempos corren...!

("A los hombres de negocios que se ocupan exclusivamente de sus negocios y dicen no tener tiempo para ocuparse de política, yo les diría que están equivocados: así no se ocupan ni de sus propios negocios..." Placa existente en el mercado de Atenas. Firmado: PERICLES)

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más reportajes
Ediciones anteriores
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr