Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ENTREVISTAS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Entrevista a Caludia Schiffer

TIEMPO NUEVO - CANAL 11 TELEFE - 1993

 

Bernardo Neustadt: Qué elegante. A algunos les hubiera gustado verla más destapada.


Claudia Schiffer: ¿Y a usted?


Neustadt: A mí sí.


Schiffer: O.K. Adiós.


Neustadt: ¿Le ha molestado que alguna vez la gente en lugar de fijarse en su inteligencia, en talentos naturales, se fije nada más que en su belleza?


Schiffer: Creo que la gente me considera inteligente.


Neustadt: ¿Está contenta con ser lo que es?


Schiffer: Yo amo mis viajes y todo el trabajo que hago.


Neustadt: Me dijeron que usted necesita diez horas de sueño, nueve o diez.


Schiffer: Necesito mucho sueño, sí.


Neustadt: Yo cuatro.


Schiffer: Tiene suerte entonces...


Neustadt: Nunca nos casaríamos entonces.


Schiffer: No, no lo creo.


Neustadt: ¿Le gusta el matrimonio tal cual está planteado en los tiempos más históricos o le gustan los matrimonios al estilo Mia Farrow y Woody Allen?


Schiffer: Me gusta el matrimonio tradicional, me gusta el matrimonio en que ambos son felices; eso es lo que me gusta a mí.


Neustadt: ¿Cómo piensa, qué características piensa que tiene que tener el hombre que de algún modo usted sienta que es su hombre?


Schiffer: Lo más importante es un caballero que tenga sentido del humor, que sea natural y espontáneo; eso es lo más importante.


Neustadt: Yo soy natural y espontáneo...


Schiffer: ¿Pero tiene sentido del humor?


Neustadt: Sí, hago un programa político, mire si tendré sentido del humor.


Schiffer: Entonces sí.


Neustadt: Usted esta tarde estuvo en un programa de mujeres. Este es un programa que lo ven muchas mujeres, pero es político y generalmente lo ven hombres. Usted cuando se viste, ¿se viste para otros hombres, para otras mujeres o para usted?


Schiffer: Yo siempre me visto para mí misma.


Neustadt: ¿Tiene lindo espejo?


Schiffer: Seguramente el mismo que usted tiene en su casa.


Neustadt: ¿Usted cree que es sexy?


Schiffer: No, yo nunca creo que soy sexy.


Neustadt: Si no se va a molestar, yo tampoco creo que usted sea sexy...


Schiffer: Fantástico, así tenemos algo en común...


Neustadt: Yo creo que usted es una mujer angelical, de una belleza antinatural, pero le falta ser belicosa, una belleza agresiva, se sienten ganas de protegerla.


Schiffer: ...


Neustadt: ¿Le gusta?


Schiffer: Uno se siente bien con eso...


Neustadt: ¿Quién puede decir qué es lindo y qué es feo en materia de belleza?


Schiffer: Eso puede ser juzgado por cualquiera; la belleza no sólo es exterior, sino que es interior. Trabajo en un negocio, en mi profesión conozco mucha gente hermosa -hermosas mujeres, hermosos hombres- pero a veces me desilusionan. Hay que tomar tiempo para conocer a la gente, la gente con que uno está, desde adentro y desde afuera.


Neustadt: ¡Qué mirada que tiene! Es como para no preguntarle más nada...


Schiffer: O.K.


Neustadt: Madonna, como mujer, ¿le dice algo a usted?


Schiffer: Realmente hace una música excelente y además sabe bailar muy bien. Tiene un cierto estilo por el cual se destaca y respeto su estilo.


Neustadt: ¿Pero le gusta?


Schiffer: No, no es mi estilo, pero la respeto porque hay mucho trabajo detrás de ello, hay mucha investigación.


Neustadt: Coincidimos por segunda vez en la noche, a mí no me gusta nada.


Schiffer: No dije que no me guste, dije que no es mi estilo personal, pero me encanta la música que hace.


Neustadt: Usted nació en una ciudad que es la capital de la moda...


Schiffer: En Alemania...


Neustadt: En una ciudad que sus abuelos a lo mejor ayudaron a reconstruirla, porque después de la guerra no quedó nada, la memoria de los habitantes fue diciendo a los arquitectos: "aquí había esto, aquí había aquello". ¿En su familia quedó alguna huella de ese pasado?


Schiffer: Mis abuelos ya no viven, sólo tengo a mis padres.


Neustadt: Su papá es abogado... ¿usted había planeado seguir la carrera?


Schiffer: Ya no, pensaba ser abogada y estudiar en la facultad, pero ya no, me interesan otras cosas.


Neustadt: ¿Qué le hubiera gustado más, que le dijeran diosa o abogada?


Schiffer: Como le guste.


Neustadt: ¿Usted vive en Mónaco?


Schiffer: Sí.


Neustadt: ¿Vive en Mónaco para no pagar impuestos o porque le gusta?


Schiffer: En primer lugar porque me gusta; en segundo lugar todos mis amigos viven allí. También estoy bastante con mis padres, o en Mónaco, en toda la zona de alrededor, ahí estoy con mi gente y mi familia.


Neustadt: ¿Le gusta como está el mundo?


Schiffer: No, hay muchos problemas. Mi vida personal es muy buena pero igual veo que hay muchos problemas: contaminación, luchas, muchísimos problemas.


Neustadt: Es decir: usted es de un mundo que es atractivo, ¿tiene idea de cómo está el otro mundo?

Schiffer: Seguro, vivo en él, no es que mi mundo está en otra parte, mi mundo está en este mundo.

Neustadt: ¿Nunca ha ido a hacer desfiles a países de Oriente?


Schiffer: No he estado ahí.


Neustadt: ¿No la seduce?


Schiffer: Sí, me encantaría hacer ese tipo de cosas.


Neustadt: ¿Usted va a estar en el shopping Alto Palermo el jueves con Caro Cuore?


Schiffer: Exactamente.


Neustadt: Y también va a estar en una fiesta que me invitaron.


Schiffer: ¿Viene? Fantástico.


Neustadt: ¿La belleza que usted tenía a los 17 era así o la belleza se puede inventar con un maquillaje distinto?


Schiffer: No creo que haya cambiado tanto, no lo sé, no lo creo.


Neustadt: ¿Ya era así en el colegio?


Schiffer: Sí.


Neustadt: ¡Con razón pasó de grado!


Schiffer: Y con bastantes buenas notas.


Neustadt: En la Argentina hay modelos que tienen doce años y arrancan para modelar, ¿le parece bien?


Schiffer: No, no estoy de acuerdo con eso, creo que es muy importante terminar la escuela y es muy importante quedarse con sus padres por lo menos hasta los 17 años. Hay que saber crecer, no entiendo a esas familias con hijas que a esa edad pueden ir al mundo con tan pocos años, no creo que sea bueno.



Neustadt: ¿Usted tiene idea de cuántos millones de hombres me están envidiando, deseando estar acá sentados? Dígale algo a ellos, por favor.


Schiffer: Hola, ¿quieren venir a sentarse conmigo...?


Neustadt: ¿Le asombra o esto es normal?


Schiffer: No es la primera vez, de eso esté seguro.


Neustadt: ¿Le gustan las películas de amor?


Schiffer: Sí, películas románticas, eso es lo que me gusta.


Neustadt: Usted sabe que curiosamente despierta una gran pasión en adolescentes, en jóvenes, ¿en los grandes también?


Schiffer: No lo sé, pregúntele a ellos y no a mí.


Neustadt: Es agresiva contestando...


Schiffer: Así es como me quiere, ¿no?


Neustadt: La última pregunta, para no torturarla más. Usted sabe que la gloria es una flor y que a veces la ponen en una tumba, usted sabe cómo es su gloria -que espero le dure toda la vida-, pero un día terminará la carrera, ¿hasta qué edad usted cree que puede seguir modelando?

Schiffer: Quiero trabajar mientras me lo permita la edad. Todo el mundo sabe que el modelado es para gente muy joven, voy a trabajar hasta el final de mis contratos con Revlon, Coca Cola, Caro Cuore y cuando se terminen todos mis contratos voy a empezar algo nuevo, tal vez sea en un par de años.


Neustadt: ¿Y después? ¿Qué va a ser de la vida de Claudia Schiffer?


Schiffer: Eso es muy difícil decirlo ahora, pero me interesa mucho el cine, me gustaría tomar clases de actuación y participar en una película como actriz.


Neustadt: ¿Se siente demasiado joven como para tomar la responsabilidad de un novio y de un matrimonio?


Schiffer: No me siento demasiado joven para tener un novio, pero me siento demasiado joven para casarme.


Neustadt: Pero para su carrera es mejor seguir soltera y deseada...


Schiffer: No, no cambia, no importa. Pero igual soy soltera.


Neustadt: Hay gente joven, chicas que quieren ser, a lo mejor, como usted, que están soñando con ser Claudia Schiffer. Mirando a la cámara, ¿por qué no les da un último mensaje, qué les diría?


Schiffer: Que siempre sean naturales, nunca hay que tratar de ser otras. Hay que ser una misma, hay que ver las cualidades que una tiene y hay que aprovecharlas.


Neustadt: Una pregunta que me queda: cuando usted va a Europa o a Estados Unidos, o un día a China, hay 1.300 chinos esperándola, ¿exhibe la ropa argentina que es Caro Cuore?


Schiffer: Podría mostrarla en la playa, pero habitualmente la ropa interior va debajo de mi ropa, difícil que la muestre, salvo que haga mucho calor entonces la tengo debajo de la blusa y así sí la puedo mostrar.


Neustadt: Le voy a pedir un favor, esta noche, el único. ¿Puedo?


Schiffer: Depende cuál.


Neustadt: Que cuando vaya a la playa con ropa interior me avise.


Schiffer: Caro Cuore no es sólo ropa interior con puntillas, tiene una línea que se puede usar en la playa y no es transparente, es como una moda, es como una bikini...


Neustadt: No importa, cuando vaya a la playa avíseme...


Schiffer: O.K., lo llamo.

 

Bernardo Neustadt

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más entrevistas de Neustadt
Entrevistas de Neustadt
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr